JAIME MUÑOZ VARGAS

 

 

 

 

 

CORAZÓN EN AUDIO LIBRO

(Una vesión espléndida)*

Por Jaime Muñoz vargas

 

Los caminos de la lectura son inescrutables. Leer, el maravilloso acto de descifrar signos sobre el papel o el monitor, no se agota hoy en estos dos soportes. Desde hace algunos años, quizá cerca de cincuenta, la literatura halló en las grabaciones de audio un mecanismo distinto para acercarse al entendimiento y el corazón de las personas. Recuerdo sobre todo las cintas magnetofónicas con las que pudimos captar el tono, la respiración y la cadencia de algunos autores hoy consagrados. Oír a Neruda diciendo sus poemas, a Rulfo leyendo sus cuentos, a Cortázar y su erre afrancesada recorriendo sus historias, a Sabines expresando sus versos, al avejentado Borges elevándonos con su palabra temblorosa y genial. Sí, gracias a las grabaciones de literatura tuvimos acceso a un mundo distinto: a la viva voz de los escritores, y hasta la fecha no conozco a alguien que reniegue contra ellas. 

Leer más...

 

Juan Manuel Montes

 

 

 

 

 

ACERCA DE LOS RELATOS DESDE LILIPUT DE JUAN MANUEL MONTES

                                            (Antonio Cruz)

 

Hasta hace algunos días, Juan Manuel Montes no era otra cosa que un “amigo” (curiosa manera de decir “contacto”) de una de las redes sociales más importantes de estos días y su libro “RELATOS DESDE LILIPUT” un comentario de José Manuel Ortiz Soto en la INTERNACIONAL MICROCUENTISTA y algunos textos que acompañaban el comentario del escritor mexicano.

El ocho de octubre tuve oportunidad de conocerlo personalmente y la verdad quedé sorprendido. Juan Manuel, resultó ser un tipo muy particular de trato afable y  bastante tranqui (alejado por completo de mi hiperquinesis y de mi ansiedad crónica) con el que quedé encantado pues, en alguna medida, me trajo recuerdos de mi hijo Martín. Pero en realidad, esa sorpresa pasó a segundo plano cuando durante esta semana, después de cumplir con algunas obligaciones adquiridas con anterioridad, pude adentrarme en el espíritu mismo del mencionado libro. 

Leer más...

 

 

 

Tapa de La descomposición

                   

 

 

 

 

 

 Composición sobre "La descomposición" de Hernán Ronsino (Amaru Diógenes Condorí)
                                  Especial para Tardes amarillas.

 

Opinar sobre la escritura de otros autores suele resultar una experiencia casi tragicómica. Más allá de la formación académica en literatura, especialmente en teoría y crítica literaria, el que realiza la reseña de un libro, es esencialmente un lector. Para mi desgracia, me gusta mucho leer y generalmente no pasa un día de mi vida sin que lea algo y como ya estoy en una edad avanzada de mi existencia, probablemente me resulta difícil la lectura de las vanguardias. Al final de cada día me pregunto si, por casualidad, no habrán sentido ese mismo sentimiento aquellos que, en su época debían reseñar u opinar sobre quienes, de alguna manera, constituían vanguardias y que, con el paso del tiempo, se han transformado en escritores clásicos y en algunos casos, además de ser consagrados, se han transformado en “autores de culto”. 

Leer más...

 

 

 

 

ORLANDO VAN BREDAM

 

En Orlando Van Bredam, el desamparo es mucho más que una teoría

Por Amaru Diógenes Condorí

Especial para Tardes Amarillas

 

Orlando Van Bredam, escritor entrerriano pero que vive actualmente en Formosa, goza de firme prestigio entre sus colegas escritores. No obstante, hasta hace unos días, si bien había leído, de manera aislada, cuentos suyos, sobre todo microrrelatos (en los que ha demostrado ser un especialista dotado de un enorme talento) debo confesar que desconocía la mayor parte de su obra (no por desidia sino porque los escritores siempre tenemos urgencias de lectura que, con más frecuencia de lo que se debería, nos hacen olvidar aquellos nombres que resultan más cercanos a nosotros).

De manera casual, en el mes de mayo, husmeando en una librería de saldos en Buenos Aires descubrí la novela “Teoría del desamparo”,obra que (admito) no había leído y que en el año 2007 fuera premiada por un jurado compuesto por Andrés Rivera, Vlady Kociancich y Abelardo Castillo (nada menos) los que le otorgaron el Premio Planeta de Novela. Comprarla y guardarla en la mochila, resultaron para mí un acto reflejo.

Por aquellos días, enfrascado en la lectura de una compleja novela que me llevó más tiempo que el que yo mismo esperaba, dejé de lado la novela de Van Bredam hasta que el pasado fin de semana, después de varias postergaciones, me aboqué a su lectura y, para mi sorpresa me encontré con una joyita. 

Leer más...

 

 

 

TAPA DE LOS DETECTIVES SALVAJES

 

  

 

 

ACERCA DE LOS DETECTIVES SALVAJES DE ROBERTO BOLAÑO                                                  

                                 Amaru Diógenes Condorí.

                       (Especial para “Tardes Amarillas”)

 

 Sin el ánimo de parecer petulante, debo decir que, desde que era niño y mi padre me traía sus tesoros en forma de libros (Recuerdo, “Chico Carlo”, de Juana de Ibarbouru, La saga de Sandokán, esos libros maravillosos de Salgari que tiene su punto de parida en “El corsario negro” y “El pirata de la Malasia” y “El libro de las tierras vírgenes” de Kipling, entre otros, muchísimos otros que no enumero aquí para no aburrir a los lectores) la lectura ocupó un lugar preponderante en mi vida.  Durante gran parte de los años que llevo viviendo, preferí la literatura traducida desde el inglés pero, desde que la hermosa novela de Mempo Giardinelli, “Imposible equilibrio” me cambió la vida, me dediqué con ahínco a la literatura hispanoamericana.

Una de mis deudas pendientes, era, sin duda, Roberto Bolaño, el chileno que se ha transformado en un escritor de culto. Elegí, para debutar en su lectura, su más famosa novela que fuera escrita en 1998 y que recibiera innumerables premios. La obra ha vendido tantos ejemplares a lo largo y a lo ancho del mundo que (hasta el 2012, por lo menos) se sigue reeditando. La lectura de una obra con estos antecedentes no podía evitarse.  

Leer más...

 
Más artículos...