Tonio 3

 

 

 

 

 

 

 

 

GABRIEL HOYOS IZURIETA.

El desafío de crear caligramas.

                                                  Por Antonio Cruz

 Hace algunos años, en un artículo de mi autoría, sostuve, con mi convicción más profunda, que la literatura de Santiago del Estero, atraviesa una primavera; está en pleno proceso de renacimiento y si bien, no puedo prever que los nuevos autores (de todas las edades, pero en general muy jóvenes) lleguen en algún momento a constituir una vanguardia, lo evidente es que hay un desarrollo llamativo de la literatura en nuestra provincia y que esto no abarca solamente el espacio de la blogósfera o Web 2.0 sino también las publicaciones en el soporte tradicional de papel.

Desde hace algunos meses, Gabriel Hoyos Izurieta, santiagueño, muy joven (apenas veinticinco años), de espíritu inquieto y mucho empuje, me viene sorprendiendo con sus exquisitos caligramas. 

Por estos días, le he preguntado a muchas personas si saben que es un caligrama y la mayoría me ha contestado que no. Eso me obliga a detenerme unos minutos en el caligrama propiamente dicho. Ya volveremos con Gabriel.

Un caligrama no es otra cosa que un texto, generalmente poético, en el que el autor dispone las palabras, la tipografía o la caligrafía para procurar representar el contenido del poema. Los caligramas son poemas donde la disposición de los versos sugiere una forma gráfica. Gabriel hoyos izurieta

Los caligramas no son otra cosa que poesía para mirar. El autor da preeminencia al efecto visual, desplazando a un segundo lugar al sonido o a la música de su poema. No desprecia la poiesis ya que sin ella no sería un poema, pero busca más que nada el impacto a través de la mirada, antes que el son agradable que buscamos cuando se lee en voz alta una poesía.  Dicho de otra manera, en los caligramas, el poema dibuja un objeto, generalmente relacionado con el contenido del mismo, aunque suele suceder que algunos sean simples poemas visuales escritos de una manera determinada y que el resultado, a nuestros ojos, es solamente una imagen  que no guarda relación directa con lo que expresa. En cada caligrama, el autor juega con la disposición espacial del texto.

Hay investigadores que atribuyen su creación a Guillaume de Apollinaire, aunque es menester decir que según otros estudiosos, éste no sería nada más que un re-descubrimiento ya que se han encontrado caligramas escritos alrededor del siglo VIII de nuestra era.

Atribuido a las vanguardias de comienzos del siglo pasado (el surrealismo, el cubismo literario, el creacionismo y Ultraísmo) ha tenido cultores en todas las lenguas. En idioma español, el chileno Vicente Huidobro mostró su primer caligrama en el libro Canciones en la Noche (1913). Entre los poetas reconocidos que escribieron caligramas, además de Apollinaire y Huidobro, hay nombres ilustres cono los de Juan José Tablada, Gerardo Diego, Guillermo cabrera Infante y el argentino Oliverio Girondo.

Mucho se ha escrito acerca de los caligramas, aunque a la postre, resultan una forma poética, en general, poco estudiada. No obstante y a riesgo de parecer repetitivos, podemos afirmar que un caligrama es el poema, más allá de su melodía y su poiesis, es una representación gráfica de lo que nos cuenta el poeta por lo que la obra se transforma en un poema ideográfico.

Xavier Canals describe al poema visual como “Metalenguaje poético de la escritura que gira entorno a lo ideogramático”.  

Hecha esta necesaria introducción hablemos del autor. Gabriel Hoyos Izurieta nació en Santiago del Estero una 14 de febrero de 1989. Escritor y ensayista, Licenciado en Comunicación Social y con título de Técnico Universitario en Periodismo, trabaja actualmente como Comunicador Social en INCUPO. Según él mismo cuenta, es admirador de la literatura “Beat” y del "Realismo sucio", ha participado de varios eventos literarios y recitales poéticos en Santiago del Estero y ha sido seleccionado para integrar varias antologías literarias. Como muchos de los jóvenes (y algunos no tan jóvenes) escritores de Santiago, ha encontrado en Internet una geografía excelente para que los internautas puedan conocer sus textos, por lo que él mismo ha creado y administra su propia bitácora:  http://polimental.blogspot.com/ .

Dueño de un lenguaje poético original y  transgresor, escritor aficionado a experimentar con la palabra, Gaby, con mucho esfuerzo va ganándose un lugar en este duro camino del acontecer literario.  No solamente se ha ido transformando en un exquisito creador de caligramas, sino que contemporáneamente incursiona en la poesía y en el microrrelato, dos géneros que se han puesto de moda en los últimos años, merced a que han encontrado un espacio ideal para desarrollarse en el espacio virtual de la Web 2.0.

En un artículo de mi autoría, sostengo que en esta época de vértigo y locura, cada ser humano tiene el derecho a contar su historia. Pues bien; Gabriel Hoyos Izurieta, Hace uso de este derecho y crea sus historias (tanto en el género narrativo como en el poético) con mucha pericia y si bien su lenguaje puede resultar a veces un poco críptico, no se aleja en lo absoluto de los códigos lingüísticos que utilizan los chicos de este tiempo y en ese devenir, la construcción de caligramas se ha transformado en una de las formas predilectas de Gaby.

Afortunadamente, nuestros jóvenes, no temen a salir de los moldes estructurados por la tradición literaria de Santiago del Estero; quizás sea por ello que, según sostiene, con razón, Andrés Navarro (psicólogo y escritor) no encuentran referentes para su formación literaria. En buena hora que esto ocurra, ya que los jóvenes han acometido la tarea de narrar o escribir poemas con un lenguaje mucho más universal, menos pragmático, menos paisajístico, menos historiográfico; un lenguaje que los acerca un poco más, cada día, a la oportunidad de formar parte de esta aldea que llamamos mundo. Esta forma de encarar la noble tarea de escribir los aproxima al postulado Aristotélico de que el poeta no es quien cuenta una historia tal como ocurrió, sino como él imagina que podría o debería haber ocurrido. 

 

A mar adentroARAÑA- CALIGRAMA

 

flechazo- caligramanaturalezamuertacaligrama

 

 

Insomma, è impensabile che questa pratica http://unicef31.fr/facebook/contact/viagra-acquistare.html dove acquistare viagra online sia destinata al povero single depresso, o al solo uomo.