Pablo Gonz

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 CURSO ACELERADO DE LITERATURA A DISTANCIA

                                       Pablo Gonz 

 

MÓDULO I: Escritura

 

Lección 1ª: Si no tiene nada que contar, no escriba.

Lección 2ª: Si tiene algo que contar, elija el género adecuado. Si ninguno de los géneros clásicos le sirve, invente uno. Le aseguro que fracasará.

Lección 3ª: Defina esa imagen que lo obsesiona. Si usted no tiene una imagen obsesiva, es que no tiene nada que contar (v. Lección 1ª). 

Lección 4ª: Escriba a mano con bolígrafos BIC negros, de punta gruesa, y en papel limpio de tamaño DIN A-4. Es importante que todo lo que escriba sea definitivo (jamás lo será pero debe intentar serlo, ¿me comprende?)

Lección 5ª: Cuando haya logrado conectar el principio y el final (no importa cuándo se le haya ocurrido pero se le tiene que haber ocurrido), coja su borrador definitivo y guárdelo durante un mes debajo de una manta gris. Sí, tiene que ser gris.

Lección 6ª: Relea el borrador prestando atención a sus sentimientos. Si le parece que su obra la escribió otro, puede seguir adelante. Si le parece que la escribió usted, no sirve para nada. Tírela a la basura y empiece otra (esto es fundamental para principiantes).

Lección 7ª: Transcriba su obra al ordenador e imprímala por una sola cara y en letra Garamond de 13 puntos a doble espacio. No la encuaderne.

Lección 8ª: Siéntese con su manuscrito en algún lugar silencioso y léalo en voz alta, idealmente con acento argentino (también valdría uruguayo). La declamación sirve para sentir ridiculeces y para ir aproximándose a la necesaria sonoridad del texto. Nota 1: esta parte del proceso también puede hacerse deambulando por una habitación amplia con vistas a un valle. Nota 2: tirarse del pelo no mejorará su estilo.

Lección 9ª: Introduzca en su archivo digital las correcciones logradas (cuantas más mejor) y tras imprimir un segundo borrador, póngalo a madurar debajo de la manta durante un año.

Lección 10ª: Si al cabo de este tiempo, todo lo que escribió le parece ceniza (es lo más probable), tire su obra a la basura y empiece otra. Si todo le parece bien, pase al segundo módulo. Para casos intermedios, repase Lección 8ª y siguientes.

 

Módulo II: Difusión

Lección 11ª: Su obra, de partida, no interesará a nadie por la sencilla razón de que usted no es delantero centro de un equipo de fútbol ni hijo del mayor empresario del país ni una puta farandulera con tetas falsas.

Lección 12ª: Si a pesar de eso, usted pretende (debe pretender) dar a conocer su obra, vaya de más a menos (es la única forma de garantizarse quedar en la mejor posición posible). La mejor posición que hay en literatura hispánica es junto a Jorge Herralde (de la editorial Anagrama). Mándele su obra, con un saludo de mi parte, y enmarque la negativa que le enviará (Jorge Herralde es un caballero muy organizado).

Lección 13ª: Usted ya ha recibido las negativas o (más normalmente) los silencios de todas las editoriales de su país: puede empezar a concursar. Elija premios de 5.000 euros o menos (los de más de 5.000 euros están dados) y participe con constancia y buen humor. Una participación razonable sería de treinta a cuarenta premios por año pero no se preocupe: el dinero se le terminará antes.

Lección 14ª: Ya pasaron ocho meses y usted no ganó ningún premio: momento de buscar una imprenta para autoeditarse. Es fundamental que su primer libro lo maquete usted mismo para que aprenda de una vez por todas que ese trabajo debe hacerlo un diseñador. Nota: cuando retire las cajas con sus libros, no se olvide de sonreír (aunque no tenga ni remotas las ganas después del sablazo que le acaban de meter).

Lección 15ª: Haga una fiesta o presentación para vender sus libros. Si es de familia numerosa y tiene muchos amigos, podrá colocar unos cien (sobre todo si se trata de su primera obra): calcule bien el precio para recuperar la inversión. Nota: si le coje gusto a autoeditarse, hágalo sólo una vez cada tres años. Si lo hace con más frecuencia, tendrá cada vez menos amigos y su familia se reducirá sensiblemente.

Lección 16ª: ¡Nada: yo me voy a buscar una agente literaria! Hágalo. Así sabrá lo que es el frío de vivir.

Lección 17ª: ¡He ganado un premio! Muy bien, vaya a recogerlo y pronúnciese todo lo que pueda. A la mañana siguiente, nadie querrá volver a escucharle. Ah, y el libro (si es que llega a publicarse) no se distribuirá o no se venderá.

Lección 18ª: ¡Un editor me ha dicho que sí! Muy bien, lea el contrato con atención (rechace las cláusulas referentes a la cesión de órganos vitales) y fírmelo antes de que el muy gilipollas se arrepienta. Otro punto importante es exigir un adelanto ya que no recibirá más dinero por su obra. ¿La razón? El libro (si es que llega a publicarse) no se distribuirá o no se venderá.

Lección 19ª: ¡Un crítico habla de mi obra en un periódico! Si es su primera obra, no se fíe (el crítico puede estar siendo condescendiente). Si es su segunda obra, no se fíe (los críticos siempre escriben para sus jefes). Si es su tercera obra, no sé qué coño hace leyendo críticas.

Lección 20ª: ¡He llegado a la lista de los más vendidos! Pregúntele a su editor cuánto le costó el chanchullo.

 

 

 

 

 

 

il 97.8 per cento ritiene che non si è mai troppo pillolemg.com vecchi per fare l’amore e il 91.6 punta a conservare rapporti regolari.