Sostiene Pereira

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

UNA RELECTURA DEL LIBRO SOSTIENE PEREIRA DE ANTONIO TABUCCHI

 Por Antonio Cruz

 

Hace algunos años, tuve la oportunidad de ver una película interpretada por el ícono italiano Marcello Mastroiani, cuyo título me había resultado llamativo: “Sostiene Pereira”. Como la película me pareció atractiva, decidí buscar el libro, pues su autor, Antonio Tabucchi era una de mis deudas pendientes. Recuerdo que en aquel momento de mi vida la novela me pareció buena pero no algo deslumbrante. Valiosa por su tono de denuncia y la curiosa forma de encarar la narración, pasó a engrosar mi biblioteca sin mayores lauros. 

En el verano pasado, mientras me preparaba  para pasar unos pocos días de descanso en las sierras de Córdoba y fiel a mi costumbre de releer, aunque sea una vez, cada libro que ha pasado por mis manos, incluí entre las lecturas de verano la obra citada, que había encontrado mientras recorría mis estantes en busca de lo que llevaría para leer durante esos días.

Ahora, con más años encima y, ante una realidad que acucia a todos los hombres (la pérdida de la libertad aún bajo regímenes democráticos), “Sostiene Pereira” deja de ser aquella novela que nos gustara pero que no nos deslumbrara; por el contrario, se transforma en una excelente manera de ver reflejado lo que se sufre ante las persecuciones que se manifiestan en grado sumo en los gobiernos totalitarios y dictatoriales pero que no están ausentes en otros que han surgido de la voluntad popular.

Narrada de manera muy particular, la historia central, hace referencia al sistema de espionaje y acosamiento de aquellos opositores que no se avienen a determinados gobiernos (en América Latina, más allá de la primavera democrática surgida tras la estrepitosa caída de las dictaduras militares que asolaran el continente, algunas “democracias” ejercen todavía acciones de hostigamiento hacia quienes no adhieren a rajatabla a sus dictados). En Sostiene Pereira, mantiene vigente esa necesidad que tenemos todos los hombres de poder expresarnos con libertad y sin temores cuando no comulgamos con los actos de gobierno.

Considerada por muchos críticos como “una de las cumbres de la literatura de las últimas décadas”, Tabucchi utiliza una forma poco ortodoxa de narrar pero que, a la postre, determina que la novela nos vaya atrapando de a poco y nos haga “vivir” en un sentido metafórico, el  humillante y vejatorio ambiente que se respiraba en Lisboa por aquellos tiempos. Escrita como una forma de hacer público los hechos de corrupción y las violaciones de los derechos humanos durante la dictadura salazarista, “Sostiene Pereira” no se queda en la mera denuncia, sino que el autor aprovecha sus recursos literarios para construir una novela de gran factura y que seguramente se mantendrá a través de los años.

A pesar de que me había propuesto tratar de mantenerme al margen de la historia y leer con la mayor objetividad posible el texto, durante su lectura no pude dejar de comparar con aquellos tiempos tan  dolorosos que atravesamos en los setenta en diversos países de América morena y con algunos regímenes pseudodemocráticos y totalitarios que actualmente rigen algunos países de nuestro continente.

El ritmo, es decir la poiesis que habita la novela de Tabucchi, puede sonar de manera extraña al oído de lectores expertos, pero ese crescendo narrativo que nos va envolviendo a medida que las páginas transcurren, termina por atraparnos y llevarnos conformes al final, que no por esperado, deja de sorprender.

Uno no puede leer esta novela sin terminar enternecido con ese personaje fofo y timorato, casi diríamos, condescendiente y que, hasta que no ocurre lo de Monteiro Rossi, no toma conciencia del ambiente opresivo en el que vive. El punto de quiebre y que lo impulsa a desafiar a la espeluznante policía salazarista es precisamente, el haber tomado conciencia de que determinados líderes políticos carecen de escrúpulos a la hora de combatir a sus detractores. Tampoco puede despreciar la figura del joven transgresor y combativo que trata, de todas maneras de mostrar sus cualidades literarias y que, a pesar de todo su empeño por pasar desapercibido, por el solo hecho de manifestarse en contra del gobierno, termina de manera tan espantosa.

En síntesis, una obra que vale la pena leerse, ya sea como un ensayo acerca del verdadero ejercicio de los derechos humanos o como una novela histórica que denuncia lo ocurrido en determinada época de  la historia de Portugal (que se corresponde a una situación parecida y contemporánea en la España franquista) o como una simple novela que habrá de llevarnos de la mano para disfrutar del simple placer de leer.

Sulle donne e la loro scelta di essere madri parlano, http://www.riccardocrespi.com/news/html/15363.html prezzo vendita viagra spesso anche per slogan come nei casi della maternità assistita o surrogata, i soggetti più diversi: