Rony           

   CONOCIENDO LAS SIRENAS DE PERUCHO (Reseña a La música de las sirenas de Javier Perucho).

México D.F.: Gobierno del Estado Mexicano, 2013.

Por Rony Vásquez Guevara

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Probablemente no existe ser humano –ficticio o real- que haya sobrevivido al canto melodioso e hipnótico de aquellas doncellas de mar, cuya belleza y esplendor se narran desde las primeras líneas de nuestra historiografía. A excepción de Ulises, el crítico y escritor mexicano Javier Perucho es uno de los investigadores que ha sucumbido al encanto de las sirenas y ha subsistido a su dominio para brindarnos su propia experiencia literaria. 

La primera revelación sirenaria de Perucho se conoció a través Yo no canto, Ulises, cuento. La sirena en el microrrelato mexicano (México D.F.: Ediciones Fósforo, 2008), cuyo exquisito trabajo recopilatorio nos permite apreciar las apariciones de estas míticas princesas de mar en la narrativa brevísima de su país, iniciando su desfile literario con los precursores Homero y Cristóbal Colón y continuando con la prosa de los magistrales representantes de la Generación del Ateneo, Alfonso Reyes y Julio Torri, hasta arribar a las brevedades contemporáneas de José Luis Sandín y Alberto Chimal. De esta manera, Don Javier Perucho comenzó su peregrinación en homenaje al mundo marino de las sirenas. La música de las sirenas

La segunda revelación, más ambiciosa y prometedora, se concretizó en La música de las sirenas (2013), cuya selección nos presenta las apariciones de sirenas en la narrativa brevísima de la literatura americana y europea. En esta ofrenda sirenaria se perciben los textos de Rubén Darío, José Antonio Ramos Sucre, Jorge Luis Borges, Enrique Anderson Imbert y demás efigies de la brevísima narrativa hispanoamericana; asimismo, resaltan las prosas breves de Ana María Shua, Lilian Elphick, Ginés S. Cutillas, Eduardo Galeano, Raúl Brasca, Juan Romagnoli, Diego Muñoz Valenzuela, pilares de la minificción contemporánea. De otra parte, resulta interesante la apuesta de nuestro coleccionista de sirenas pues se observan los textos de Adriana Azucena Rodríguez, Esteban Dublín, Martín Gardella, Laura Elisa Vizcaíno, Alberto Benza y Aldo Flores Escobar, quienes desde diversas plataformas ya vienen destacando por el cuidado de sus palabras y la genialidad de sus historias. Al igual que su predecesora, se mantiene la calidad de los textos literarios que se presentan en cada página, pues éstas contienen cada universo autorial y narrativo que permite acercarnos a la hipnosis que las sirenas han ocasionado en nuestra literatura contemporánea y universal. 

Pocas veces, además, se logra conjugar dos pasiones sin sacrificar una de ellas. En el coleccionista Javier Perucho, por el contrario, la minificción y el universo marino de las sirenas encuentran una compacta y precisa fusión que –acompañada de una pulcra edición- permite al lector hipnotizarse del canto de las doncellas marinas que coexisten en La música de las sirenas. Esperamos, pues, la próxima ofrenda de Perucho en la narrativa brevísima: su tercera revelación.

 

 

 

 

 

 

javierperucho Javier Perucho es Doctor en Letras por la UNAM pero también editor, ensayista e historiador ha publicado Dinosaurios de papel. El cuento brevísimo en México (UNAM, 2009), Yo no canto, Ulises, cuento. La sirena en el microrrelato mexicano (Fósforo, 2008) y El cuento jíbaro. Antología del microrrelato mexicano (Ficticia, 2006). En relación con la literatura brevísima tiene editado “Escrituras privadas, lecturas públicas. El aforismo en México, historia y antología” y en otro enfoque de sus investigaciones , es autor de Los hijos del desastre (Verdehalago, 2000), Hijos de la patria perdida. Pachucos, chicanos e inmigrantes en la narrativa mexicana del siglo XX (CNCA-INBA, 2001, Premio Nacional de Ensayo Literario José Revueltas) y Estéticas de los confines (Verdehalago, 2003).