EDITORIAL

 

Hoy, trece de junio, Día del Escritor en Argentina (homenaje a Leopoldo Lugones) y Día de San Antonio según el santoral de la iglesia católica "Tardes amarillas", la revista de cultura que publicamos en la red, cumple un año.
En los últimos meses, debido a diferentes razones, no ha resultado tarea fácil permanecer en la red pero, afortunadamente, con empeño y dedicación hemos logrado cumplir nuestro primer año con cierta regularidad. Por ello, hemos preparado un número especial para este día.
Quienes visiten nuestra revista podrán leer una serie de artículos interesantes. Carlos Saldivar nos entrega su artículo "¿Por qué promuevo la fantasía en el Perú?"; "El ombligo de piedra", la columna del escritor tucumano Rogelio Ramos Signes nos habla de "Esposos ricos, Amantes pobres"; David Pérez Vega, desde España, nos acerca su opinión acerca de la novela "Libertad" de Pablo Gonz en una reseña medulosa e imperdible; Alejandro Bentivoglio nos ofrece su excelente artículo "Ex Machina"; la querida amiga Gabriela Aguilera Valdivia nos mete de lleno en el género negro con su nota "Con tinta sangre", título por demás sugestivo; Umberto Senegal, quien desde Colombia colabora con regularidad con "Tardes amarillas" nos habla de "Las tripas de Palahniuk" texto que resulta ineludible; Nuestro apreciado Médico y Escritor, José Manuel Ortiz Soto, desde México, nos habla de Literatura y Medicina con su "Hipócrates de Cos. El primer médico escritor"; Guillermo Bustamante, otro Colombiano Cabal que siempre nos acompaña nos ofrece su mirada sobre el film "Un método peligroso" y otro mexicano al que también le estamos agradecidos por su colaboración, Jaime Muñoz Vargas, nos cuenta su experiencia después de leer el libro que Carlos Ulanovsky le obsequiara después de un encuentro fortuito en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara el año pasado. Su artículo se llama "Ulanovsky en la gran Tenochtitlan".
Por último, hay una opinión acerca de la deshonesta práctica de copiar artículos enteros y publicarlos como propios en algunos suplementos culturales.
Hay lecturas para todos los gustos.
Con la esperanza de que este número inaugure un año un poco más benigno para quienes hacemos "Tardes amarillas" y con el anhelo de tener un poco más de continuidad, ponemos a vuestra disposición este nuevo número que, les aseguro, no habrá de decepcionarlos.