Raúl Coronel    

LA PASIÓN POR LA IMAGEN


Entrevista a Raúl Coronel
Por Mariano Cuevas 


Raúl Coronel nació en Frías, una pequeña ciudad de la provincia de Santiago del Estero, Argentina. Hijo de padre y madre fotógrafos, desde pequeño, "mamó" fotografía. Después de terminar la escuela secundaria se fue a Córdoba donde estudió cine y pocos años más tarde se mudó a la capital argentina, donde vive actualmente. En esta entrevista nos deja sus impresiones producto de una vida "plena de imágenes".  
Tardes Amarillas: Según he entendido en una conversación que tuviste con Antonio hace poco tiempo dijiste que habías "vuelto" a la fotografía. ¿Por qué te fuiste y por qué volviste a ella?
Raúl Coronel: Volví a la fotografía como disciplina aislada, como disciplina específica y diferente al Cine, que es en donde más he desarrollado mi carrera.
Comencé a practicar fotografía en los primeros años de la carrera de Cine que cursé en Córdoba, Fotografía es una materia esencial de la carrera y en esos años, y en gran medida, gracias a haber heredado de mi viejo un laboratorio blanco y negro, me acerqué a la fotografía desde la práctica y realicé mis primeras series, allá por 1997-1998.
Cuando comencé a trabajar, a trabajar de lo mío, comencé haciendo videos, y a medida que trabajaba más, me alejaba de la fotografía, porque el video se había convertido en mi profesión.
Hace un par de años compré una cámara fotográfica nueva y volví sin esfuerzo a sacar fotos. Ahora cuando veo o imagino un escenario nuevo, pienso en fotografías, de nuevo. 


TA: ¿Qué es para vos la fotografía? ¿Tu actividad principal? ¿Una forma de ganarte la vida? ¿Un hobby? ¿Una forma de sentirte vivo?
RC: Cuando pienso en Fotografía, me remito a su significado esencial. La técnica fotográfica permite manipular la luz, tanto en el momento de la toma o captura, y en la exposición, ya sea papel, soportes electrónicos, u otros soportes. RAULITO 1
La fotografía no es mi actividad principal en este momento, pero lo fue, varias veces, tengo etapas en las que filmo más, o en la que estoy encerrado meses en la isla de edición, armando la estructura de un video, u otros momentos en los que solo veo cine, veo 4, 6 películas por día, tengo mis momentos.
TA: Sé perfectamente que sos hijo de fotógrafos (y cuando digo fotógrafos en plural me refiero también a tu madre aunque ya sé que el motor principal era tu padre Manolo, según me dijo nuestro director). ¿Guardas recuerdos de tu infancia relacionados con la fotografía? ¿Te gustaba experimentar y practicar en el laboratorio de tu padre?
RC: Mis viejos tenían un negocio de fotografía, en casa siempre había cámaras, por todos lados, de todo tipo, Polaroids, Cámaras de rollos 120, que es un formato medio, una Yashica de medio cuadro, una Minolta muy linda, etc., así como flashes, a baterías, con conexión a 220v, etc. Trípodes, todo. Entonces para mí, la fotografía era lo más normal del mundo. O sea, no le prestaba atención. Tenemos miles de fotografías de nuestra niñez, pero no recuerdo el momento en el que eso sucedía, cualquier agarraba la cámara, es difícil especificar algo que estuvo siempre al lado tuyo.
Me acuerdo ir casi todos los días al negocio de mis viejos, ver los rollos, ver la Polaroid cargada, después recuerdo ver a mi viejo todas las noches en el laboratorio, entender que cuando el papel se sumergía en esos líquidos aparecía la imagen, la imagen en blanco y negro negativa, que se había proyectado unos segundos atrás en ese papel en blanco, en ese papel vacío.
Creo que revelé mi primera foto a los 4 o 5 años, y saqué mi primera foto a esa edad, pero nunca me despertó un interés preciso. Para mí era lo más normal del mundo.
Me acuerdo acompañar a mi papá algunas veces cuando tenía que hacer fotografías, me acuerdo del trípode y del encuadre, y de las varias tomas. Es tan natural la forma en la que la fotografía forma parte de mi vida, que es muy difícil especificar un momento, en el cual comencé a entender la fotografía como lo que es para mí ahora.

RAULITO 2  TA: ¿Podrías contarnos cómo fueron tus comienzos en el arte? ¿Cómo fue tu formación como fotógrafo?

RC: El comienzo de mis estudios en Cine fue lo que me acercó más al arte y a la fotografía, teníamos varias materias técnicas y fue ahí en donde me conecte de nuevo con la fotografía, haciendo los trabajos prácticos de la facu, leyendo los apuntes de Historia del cine, tomando clases de montaje con películas viejas, todo se integró ahí.
TA: ¿Sentís que sos parte de una tradición familiar? ¿Qué esperás para el futuro en lo relacionado con la fotografía?
RC: Mi hermano Gustavo (Pulga) es un muy buen fotógrafo, él es Arquitecto, pero siempre hizo fotografías, compartíamos el laboratorio, y el fue como el segundo motor en mi desarrollo fotográfico, ahora no está muy conectado con la práctica fotográfica, pero eso es latente, se puede despertar en cualquier momento.
Son mis sobrinas ahora las que están comenzando a sacar fotos y son muy buenas, así que ahora respondería que sí, que me siento parte de una tradición familiar.
TA: Probablemente esta sea una pregunta medio tonta pero parte del entrevistador que desconoce en absoluto los detalles íntimos de tu arte. ¿Hay escuelas en la fotografía? Si las hay ¿Te sentís identificado con alguna de ellas?
RC: Sí, hay muchas escuelas de fotografía, nunca fui a alguna, pero varios amigos y colegas míos sí. No conozco específicamente ninguna, solo por nombrarla, diría que con la única escuela fotográfica que me identifico, al conocer algo de su historia y de sus fotógrafos, es la Bauhaus, pero era una escuela tipo arts and crafts, no se la reconoce como específicamente fotográfica, pero ahí desarrollaron muchísimo sobre el concepto y sobre la técnica fotográfica.
TA: ¿Alguna vez has participado con fotos de tu autoría en muestras fotográficas. RAULITO 3
RC: La única vez que participé de una muestra, fue una muestra grupal, en el año 1998. Ahora estoy preparando una nueva muestra.
TA: ¿Cuáles son sus anhelos en relación a la fotografía? ¿Te gustaría dedicarte en exclusivo a ella y que tu obra se haga más conocida y te trascienda?
RC: No tengo anhelos, es todo sorpresa. No me imaginaba estar de nuevo comprando lentes, leyendo artículos, es un despertar nuevo, no me imaginaba estar de nuevo 45 minutos afuera en la montaña en invierno haciendo una fotografía nocturna. Tampoco estar revelando, digitalmente, a la noche, en situaciones similares a las de 20 años atrás. Te diría que es todo nuevo porque es algo así. Es algo que estoy conociendo. Sé que ahora estoy desarrollando muchas más series, y ahora no me imagino Ir a ningún lado sin mi cámara, o sin algo que pueda tomar fotografías. El propósito de estas series que estoy preparando es exponerlas, y me gustaría poder desarrollar más obra, así que te diría que no me imagino lejos de la fotografía, paralelamente a mi desarrollo como realizador audiovisual.
TA: ¿Qué significa para vos el arte? ¿Cómo ha influido en tu vida?
RC: Para mí el arte es una actividad, la actividad de codificar y de decodificar elementos formales y conceptos. El arte es una actividad que la ejerce tanto el artista, por llamarlo así, como la persona que consume esa obra. Que para mí también es un artista, ya que entiende el código.
El arte es algo que forma parte de mi vida cotidiana, alternando los lugares de espectador con el de creador.
No sabría decirte como ha influido en mi vida, pero te diría que es una de las cosas más importantes para mí.
TA: ¿Vos creés que la tarea artística tiene un fin en sí misma?
RC: Es difícil de argumentar, pero creo que cada acto artístico tiene un propósito, uno tácito y otro subyacente, el subyacente creo que es más fácil de comprender, creo que es solamente el asombro.
El tácito es un mensaje, una idea transmitida a través de un código.
TA: ¿El artista nace o se hace?
RC: Creo de las dos formas. Pero también creo que hay artistas que no hacen obra, y mucha gente que hace arte y no es consciente de ello, o sea, no se considera artista, es un concepto complejo. Conozco artistas que siempre tuvieron un don, por llamarlo así, y conozco artistas que desarrollaron su arte a partir de inquietudes más simples.
RAULITO 4TA: ¿Sientes admiración por algún fotógrafo en particular?
RC: Admiro muchísimo a muchos fotógrafos, Nobuyoshi Araki, Robert Mapplethorpe, Sebastiao Salgado, Sally Mann, Brassai, Helmut Newton, muchos.
TA: ¿Creés que las nuevas tecnologías han popularizado aún más la fotografía?
RC: Sí, la posibilidad de cargar en tu teléfono una cámara de fotos integrada, a veces digna, creo que pone al alcance de muchos una tecnología que al inicio era privativa, y no tan al inicio, recuerdo pagar el equivalente al alquiler mensual de mi casa en materiales fotográficos, con contadas unidades para hacer pruebas, o sea para experimentar, y refinar, con la fotografía química cada prueba es una inversión, a diferencia de la fotografía digital, que aceleró, bajó el costo y puso las tecnologías al alcance de muchos más.
TA: ¿Pensás que las imágenes de hoy son mejores que las de antes? ¿Superan las cámaras digitales en calidad de imagen al viejo negativo de las cámaras de 35 mm?
RC: Antes que nada, creo que hay diferenciar, no comparar, son procesos diferentes, la fotografía química, por así llamarla, llegó a un punto y se quedó ahí, la digital sigue evolucionando, pero son dos procesos diferentes, así como lo es Cianotipo, el Daguerrotipo, el Colodión, la Goma bicromatada, etc. Últimamente se desarrolló muchísimo la fotografía digital, tanto las cámaras como las impresoras ofrecen mayor calidad, mayor fidelidad, más píxeles, que serían el equivalente al grano fotográfico de la tecnología analógica, la fotografía clásica. Son tecnologías diferentes, que parten del mismo principio básico, capturar y reproducir. Hay cámaras digitales que están cerca de la fidelidad de la emulsión fotográfica química, pero todavía no llegaron a igualarla, en ese parámetro, junto con otros que son los que determinan la calidad del proceso fotográfico. Pero la tecnología avanza mucho. Veremos a donde llega. Pasa exactamente lo mismo con la actividad cinematográfica, antes eran necesarios rollos, cámaras pesadas y caras, y personal que supiera operarlas, las pruebas no se podían revisar en el momento, ya que deben ser enviadas a revelado, hoy en día cargás una cámara de cine digital en la palma de tu mano, sin exagerar.
TA: Muchos fotógrafos opinan que las imágenes obtenidas merced a teléfonos móviles no es fotografía ¿Cuál es tu opinión?
RC: Hay fotografías excelentes hechas con cámaras caseras, sin tener siquiera un visor, o algún automatismo, y han creado obras maestras, los celulares de hoy vienen con cámaras bastante dignas, que aprovecha las posibilidades del procesador y logra imágenes muy buenas, que llevás a todos lados, y ahora hasta podés meter en el agua y resisten golpes. También está Ansel Adams cargando una cámara de placas, de 15 kilos por las montañas del parque nacional Yosemite. Todas las cámaras hacen eso, grafías con la luz.
TA: Algunos teléfonos móviles como Blackberry, Android, Iphone, traen aplicaciones novedosas. ¿Reemplazan éstas al laboratorio fotográfico?
RC: Por un lado hay que diferenciar entre algunas herramientas, que sirven a los propósitos fotográficos, como ser termocolorímetros, calculadoras de profundidad de foco, calculadoras de exposición, aplicaciones sobre la luz solar y el clima, etc., herramientas de mucha utilidad para un director de fotografía, y por otro lado están las aplicaciones tipo Instagram, que son bancos de ajustes, y de filtros, que estandarizan el imaginario fotográfico y lo proponen como tendencia estilística, como moda. Sin embargo he visto fotos excelentes hechas con este tipo de herramientas.
TA: He leído poemas o cuentos ilustrados. ¿Es habitual una relación entre las diferentes artes como por ejemplo pintura y literatura o fotografía y literatura? ¿O acaso es solamente esporádica?
RC: Para mí ¨Romance de mis tardes amarillas¨ es una película. Yo veo imágenes cuando leo o escucho esas palabras, creo que todo se basa en que él, el autor, quería poner en imágenes todo su sentimiento, él hizo el camino inverso que hacemos nosotros, los que recibimos su obra.
Agradecemos a Raúl por su amabilidad para con Tardes Amarillas.

 

   RAULITO 5RAULITO 6