Bentivoglio

 

 

 

 

   Shadow People

Alejandro Bentivoglio*
Especial para tardes Amarillas 

Director: Mathew Arnold

Protagonistas: Dallas Roberts, Alison Eastwood, Anne Dudek.
USA. 89 minutos. Estreno: 2013. 

Shadow People es una película pequeña, bien ejecutada, pero con algunos fallos que le quitan un poco de brillo. Es esa clase de película que nos dejan pensando "qué podría haber pasado si..." Pero primero hagamos alguna aclaración. Este film se sitúa entre varias fronteras de género. Principalmente es un film psicológico y de terror. Luego se puede hablar de subgéneros. Allí cabe hacer una aclaración.

En los últimos años, desde El Proyecto de la Bruja Blair, ha proliferado en el terror dos vertientes que últimamente casi se han unificado bajo un mismo nombre. Me refiero al Mockumentary y al Found Footage. Ambos subgéneros presentan similitudes que están llevando a que los críticos directamente hablen de Mockumentary aún tratándose de un Found Footage (traducido a veces como "metraje encontrado"). El ejemplo más clásico (aunque no es la primera película que lo hizo) de found footage es justamente El Proyecto de la Bruja Blair donde unos jóvenes investigan un bosque donde habitaría la Bruja y desaparecen. Luego son encontradas sus cámaras y sus filmaciones y a partir de ellas se reconstruye la película. El found footage sería entonces películas donde se pretende que lo que estamos viendo es real y que se editó en base a filmaciones encontradas en algún lugar. El Mockumentary plantea prácticamente lo mismo, pero suele ser estéticamente mejor filmado y no es necesario que se base exclusivamente en las filmaciones encontradas de los personajes. También se nos presenta como algo real, pero que se trata de un documental sobre algún tema. Las modalidades para filmarlos pueden ser variadas y no se concentran exclusivamente en tener la cámara en mano (como sucede en el found footage donde siempre los que filman son los personajes, spara crear la ilusión de que no existe nadie detrás de cámara que no sean los propios personajes).
Y esta película, Shadow People es un ejemplo de Mockumentary. El film se nos presenta como un documental sobre una suerte de epidemia de muertes súbitas ocurridas hace unos años en Cambodia y también en Estados Unidos, donde un conductor de radio se encontró con un experimento del sueño que ocasionó efectos no deseados.
La película ronda el estilo de película que hace un tiempo filmara Milla Jovovich en su Encounters of the Fourth Kind. Sin embargo, creo que en este caso el resultado final es mejor, aún pese a sus imperfecciones. Shadow People DVD poster
Como decía anteriormente, el argumento gira en torno a un conductor de radio que una noche atiende una llamada. Un joven aparentemente desequilibrado le habla de la gente de la sombra, que lo persigue, que lo acecha y que va a matarlo. El conductor no cree en lo que se le dice, pero de pronto se escucha un disparo. El joven ha disparado contra una de estas sombras y al día siguiente es internado en un hospital donde muere sin que se sepa la causa de su fallecimiento. Antes de morir, sin embargo, deja en manos del conductor un dossier con información sobre un experimento realizado por el doctor Aleister Ravencroft quien investigaba los poderes de la mente a través de sus diferentes estados.
El conductor, cuya vida no pasa por el mejor momento, decide aprovechar la oportunidad que se le presenta. El evento del joven le ha servido para aumentar su audiencia, pero también comprende que la gente tiene interés genuino en el fenómeno de la gente de la sombra, por lo cual comienza su propia investigación y también comienza a introducirse en un mundo donde resulta complicado saber qué es realidad y qué es sugestión.
El film se maneja en dos registros. Por un lado se nos muestra lo que supuestamente sería la recreación de los hechos acontecidos en la realidad y por otro lado (a veces en pantallas divididas) se presentan entrevistas con testimonios de personas que sufrieron estas experiencias o de entendidos en el tema. 
Es aquí donde la película tiene un punto fuerte para crear una idea importante de realidad. Las entrevistas son en algunos casos reales y en otros actuaciones, pero la diferencia es casi imposible de notar. Por ejemplo, algunos de los videos que se muestran, pueden ser encontrados en youtube (se puede buscar las entrevistas a David J. Hufford o el video Camden College Sleep Study GR16 1971, que fue hecho para la película y lanzado en la web como algo real), muchos de los fenómenos que se mencionan existen en la realidad, especialmente la parálisis del sueño (un problema neurológico que ha dado motivo a montones de interpretaciones desde lo científico a lo sobrenatural). Pero aquí es también donde asoman algunos fallos: la idea de hacer parecer la película como real no está completa. Los videos, los especialistas, pueden son verdaderos en algunos casos, hay bibliografía al final de la película, pero no hay más referencias al respecto, algunos personajes se nota que son ficticios y tampoco se busca dar una explicación profunda de qué es la gente de la sombra. Esto entra en el campo de lo que podría haberse hecho, (Por ejemplo crear webs falsas para darle veracidad a los hechos narrados en la película o a algunos de los personajes) pero aún pese a esos fallos, estamos frente a una buena película de bajo presupuesto, que nos habla de experiencias que la mayoría de nosotros pudimos haber pasado en alguna ocasión, que se mete en la intimidad de nuestro sueño y desde allí provoca una interesante atmósfera de opresión psicológica, permitiendo pasar algunos sobresaltos y dejando la estela de una película en su mayor parte prolija y que entretiene sin defraudar.

 

 

*Alejandro Bentivoglio (Buenos Aires) Poeta y microficcionista argentino es un apasionado del cine y de la música. Este artículo fue escrito para su publicación por Tardes amarillas. Los derechos son propiedad del autor. La imagen que acompaña la nota fue extraída de la página de Wikipedia.