2006-04-A

 

 

El narrador

Guillermo Bustamante Zamudio


El nivel más general: el humano es narrador. La narración es propia de lo humano. La decisión de dar la espalda al mundo e inventar un mundo propio —la cultura— obliga a los humanos a narrar a los recién llegados lo que pasa, lo que ha sucedido, incluso lo que juzgamos que va a ocurrir. Y no se trata de contar "objetivamente" (aunque sea esa la pretensión), pues el primer gesto de dar la espalda ya le otorga a ese relato su estatuto: una invención cuya verosimilitud se juega entre quienes se echan ese cuento. Lo que un niño encuentra nada tiene de natural; todo ha de serle enseñado, pero no en el sentido simplemente de mostrado, sino en el sentido de contado con arreglo a los regímenes imperantes de producción e interpretación de discursos. Aunque usamos la razón, más tendemos a dramatizar los ámbitos de nuestra existencia. En sentido genérico, somos narradores, somos narrados, somos narración.

Un nivel más específico: hay algunos narradores. Cuando hablamos de literatura, ya no podemos afirmar que la vida es una historia. Sócrates pensaba que una vida no examinada no era digna de ser vivida. No es un juicio sobre cuáles vidas son dignas y cuáles no, sino una manera de hablar de la especificidad humana: el animal (zoon) tiene una vida; pero la nuestra es, además, una vida "examinada": el zoonpolitikonse juega frente al otro —en la polis— el estatuto de su propuesta frente a la existencia. Así las cosas,y parafraseando a Sócrates, es digna de ser narrada una vida examinada. Sin embargo, nuestra época, en su afán por vender todo, publicita la idea de que cualquier devenir sí es digno de ser narrado. El reality show es expresión de esa apuesta que promueve lo banal, lo pueril y lo obsceno al estatuto de creación, cuyo consumo no requiere saber ni elaborar nada. Con ocasión del lanzamiento de una obra literaria, decía Sigmund Freud que las intimidades de otro causaban cierta repulsión y que, sin embargo, el escritor no hablaba de algo distinto de lo que acontece en las vidas de las personas... salvo que lo hacía de una manera especial. Tal vez lo mismo expresa Aristóteles en la Poética con el concepto demythos: no es sólo fábula (historia imaginaria), sino principalmente intriga: historia integrada, "bien contada", con una identidad dinámica que revela aspectos universales de la condición humana. Más que la imaginación "puesta a volar" —la fábula, entendidacomo esencia de la literatura—, es el examen de la vida. Usando términos de Hannah Arendt, la narración:
- no sería la labor —reproducción de la vida en tantozoon— de quien se hace ver en el reality show, o de quien cuenta sus intimidades por escrito, bajo el entendido de que la mera vida es una historia digna de ser contada;
- tampoco es el trabajo de quien ya tiene comprada la siguiente novela antes de escribirla, de quien escribe "para soltar la mano", de quien escribe 8 horas diarias, así no tenga nada que decir; no es algo que aparece como efecto de un oficio, donde medios y fines corresponden, donde el resultado se sabe con antelación;
- sería más bien la praxis de quien no verá realizada su propuesta más que en un diálogo con la tradición, encarnada en el otro... tradición donde —según Paul Ricœur— interactúan la innovación y la sedimentación que encarna los modelos de la puesta en intriga.
De tal forma, una narración no la hacen el arte de vivir ni el arte de contar. Todos padecemos la incomodidad de la vida y el lenguaje no nos produce comodidad alguna. Pero el escritor no tramita sus problemas vitales con ilusiones ni sus problemas del lenguaje con un fonoaudiólogo, sino que hace algo con eso a través de la literatura; y no por eso tiene por qué saber cómo lo hace. Aunque conozca teorías, el relato pertenece a su saber-hacer fronético (relativo a la prudencia), como dice Ricœur, el cual no está sencillamente disponible a la consciencia. Y no es la narración algo esotérico... pero tampoco podemos reducirlo a la banalidad de un "poner por escrito".

Un nivel aún más específico: el narrador como escritor in fabula. Teorizar la literatura también es muestra de tener problemas del lenguaje; pero quienes escogen ese camino, tramitan su síntoma de manera distinta que los escritores... y se encuentran y se leen entre ellos. Explican la estructura, pero no la magia de la literatura, no la herida que hace a un escritor tramitar su dolor de vida de esa manera. La teoría que busca describir la estructura textual, vio la necesidad de hablar de un personaje hecho de palabras, de un escritor "dentro de la obra", que puede ser un animal, un hombre muerto, un sujeto de sexo distinto al del escritor, etc. En esa lógica, tal personaje no puede dirigirse más que a otro personaje, también hecho de palabras: el narratario. Narrador y narratario, en este contexto, son categorías definidas por un campo de conocimiento científico. Ahora bien, como este campo de saber requiere la práctica de los escritores para existir, no al contrario, no se trata de una pauta literaria... aunque escritores "de oficio" traten de usarla como tal. Los escritores más bien producen desafíos que obligan a los teóricos a afinar sus aproximaciones.

 

Referencias

ARENDT, Hannah [1958]. La condición humana. Barcelona: Paidós, 1993.
ARISTÓTELES.Poética.
FREUD, Sigmund [1907]. «El creador literario y el fantaseo». En: Obras completas. Vol. IX. Buenos Aires: Amorrortu, 1990.
RICŒUR, Paul [1986]. «La vida: un relato en busca de narrador». En: Escritos y conferencias. México: Siglo XXI, 2009.

? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? La questione che stiamo chiedendo in questo momento e questo per favore esaminarlo venta de viagra sin receta en espana seriamente: e possibile vivere una vita senza alcuna forma di controllo perche controllo implica l'azione della volonta. cialis comprare on line non e vero? Segui? Che cosa e allora che la volonta? Faro questo, non posso fare questo o dovrei farlo in futuro, questo dove comprare il cialis on line deve essere fatto e cosi via. L'operazione della volonta. Vediamo dunque qual e la volonta. Non e il desiderio di viagra basso prezzo desiderio? E la volonta l'essenza del desiderio? Non e vero? Guarda qui, per favore. Dovrebbe non rifiutarla o accettarla, ma guardarla.

Une étude observationnelle française réalisée sur les troubles https://pharmmeds24.com/brand-cialis-prix/ brand cialis prix france sexuels masculins a démontré que les impacts sont conséquents, notamment sur le bien-être psychologique et social.