Microrrelato 1

Imagen extractada de Internet

 

 

 

OTRO FANTASMA DE MI MEMORIA (Estefanía Páez Jiménez)
 

La mañana nublada, con puñales helados que se incrustaban en mi carne curtida por tantas congojas, me condujo hasta ese lugar. Una calle sucia, donde sólo transitaban los peatones del olvido; de aquel territorio donde los habitantes no eran más que las sobras del sistema. Pasé por esa vereda. La vi un instante y pude reconocerla, aunque ni siquiera conservaba el número para identificarla. Era la casa. Era ésa, donde de niña había cultivado mis sueños, donde solía conversar con los duendes por las siestas, donde recortaba flores, para armar hermosos ramos, donde cantaban los caracoles, debajo de la morera. Suspiré. Nunca más volvería a ver a esa casa; tenía que quedarse en el olvido, sólo como otro fantasma de mi memoria.

 

 

ALIVIO (Raúl Jorge Lima)

Cuando salió de la ducha, se enfrentó al espejo; al no verse reflejado en él, por un momento tuvo la sensación atroz de haberse convertido en un vampiro. Luego cayó en la cuenta de que el espejo estaba empañado. Aliviado, lo limpió con un ala y salió volando por la ventana.

 

 

CRÓNICA DE UN DÍA MOROSO (María Belén Cianferoni Figueroa)
 
Hoy es el día de las deudas, llueven deudas por la calle, inundan deudas por el teléfono. Se cuelan deudas por los pulmones, parando la respiración, metiéndose en el torrente sanguíneo. Se detienen a tomar un café en el corazón, se desvían, pierden el rumbo, se hallan en a garganta, saliendo por las cuerdas vocales en un divino vozarrón moroso que grita: ¡Mañana te pago!

 

 
 
SALVACIÓN (Mónica Maud)
 
La languidez de sus manos lo apesadumbró. El hedor a viejo lo atormentó. Los gemidos de dolor lo contuvieron. El espejo enmudeció.

Un médico, dos asistentes, tres angarillas, cuatro drogas, cinco canalillos; el respirador, que él ahogó en su postrer espiración.

 

 

DEJÁ VU (Diana Beláustegui)

Está sentada en esa esquina, evitando el deja vu que cada noche la tienta a aceptar su realidad.

Come su pedazo de pan mientras juega con las piernas, el motor del auto y el chillido de un freno hacen que se pare de un brinco y se aleje unos metros.
Los perros ladran cuando pasa, la huelen en el aire, la sienten en la brisa fresca.
Hay silencio otra vez y busca una paz que no llega. No mirar es desconocer, no escuchar es ignorar. Otro auto, otro freno, otro deja vu que la aleja. Aun no está preparada para aceptarlo. Busca en su carterita donde guarda las fotos. Los extraña. Ellos tal vez olvidaron que no fue tan valiente como las otras madres, que no supo afrontar las crisis como otras mujeres, que se escapó de un infierno para entrar en la nada, con ese deja vu que no la alcanza.
Se cumple una noche más de ese fatídico momento y aun no es tiempo de aceptarlo.
Esa esquina, ese auto, la decisión... no, ¡aun no es el momento!
Se aleja por el sendero, los perros ladran, sólo ellos la sienten pasar.

 

SANGRE FRÍA (Julio Carreras)

Lo maté de un solo tiro.

Después, con mi cuchillo de caza, le corté la cabeza y la tiré hacia atrás; sin darme vuelta a mirar dónde caía, pedí tres deseos.
Finalmente me fui a desayunar (café con leche con chipaquitos) al bar de la estación YPF.
Me percaté recién, a través del vidrio sucio, que al salir había dejado desierta la sala de videojuegos.

 

SIN VIERNES (María Pía Danielsen)

Eligieron un día de la semana. Fue el de Venus, diosa de la belleza y el amor. Viernes de almas y cuerpos desnudos. De confidencias largas, musas inquietas y labios fundidos sin tregua. De eternidad revestida de sueño, toalla, peine y cepillo.

Venus fue vertiente, acorde, puente.
Su ausencia mutó a pasión crucificada en el calvario del viernes santo.
La semana, huera de viernes, cubrió de añoranzas la figura de los amantes descarriados.

Non deve discriminare tra coloro che propagano i cinque caratteri di Myoho Renge Kyo, siano essi uomini o donne nel levitra ricetta medica periodo degli ultimi giorni del Dharma. Cosi ha deciso di costruire una piccola capanna con gli alberi morti e acquisto cialis generico online foglie di Palma per proteggere dagli agenti atmosferici, animali, come pure per coprire le poche cose che aveva osu comprare levitra salvato dal naufragio. Ho letto con interesse il vostro testo molto ben strutturato e di facile lettura. Ho anche viagra vendita online conosciuto quel tipo di situazione, e a 49 anni vecchio che ho finito per accettato un piano di lasciare l'azienda dove ho lavorato.

Le Priligy® se prend ponctuellement, 1 à 3h avant le rapport, dans https://medintrend.com/baclofen/ achat generic baclofen en ligne la limite d’un comprimé par 24h, et permet de multiplier par 3 ou 4 le temps au bout duquel l’éjaculation survient.