Hace un poco más de un año y después de una larga espera, debió aparecer el primer número de la Revista Virtual Tardes Amarillas. Por motivos que no vienen a cuenta, dicha publicación fue demorándose hasta qué, con el paso de las semanas y ante los múltiples inconvenientes que se fueron presentando en el camino, la posibilidad de que Tardes amarillas viera la luz cibernética se transformó en algo similar a una "misión imposible", por lo que decidí cerrar definitivamente las puertas del proyecto.


"LA VIDA TE DA SORPRESAS"
Como bien sostiene Rubén Blades en su ya mítica canción "Pedro Navaja", «la vida te da sorpresas». Pues bien: Aquel proyecto que había sido transferido, como sueño incumplido, al sector donde el alma guarda los olvidos piadosos, se reavivó hace algunas semanas merced a la insistencia de nuestro asesor informático Ricardo Salomón. Después de dos o tres reuniones, llegamos a la conclusión que este anhelo incumplido no había devenido en utopía. Retomamos con ahínco el trabajo y, al final, logramos nuestro objetivo. Tardes amarillas ya es una realidad.


LA REVISTA
No fue sencillo llegar a este sueño pero, al fin y al cabo, darse con los gustos en vida, siempre requiere esfuerzos y sacrificios y no siempre el camino correcto es el más fácil. Acá estamos con nuestra revista. Nuestro único objetivo es difundir arte y no pretendemos nada más que eso. Una revista virtual (aunque acunamos el sueño de que alguna vez sea una revista de soporte tradicional, que se toque, que se hojee y que pueda habitar una mesa de noche para que algún insomne combata el desvelo leyéndola), digo, una revista que sirva para que aquellos que disfrutan del arte, más allá de los avatares de este mundo posmoderno y deshumanizado, puedan encontrar un lugar de solaz y esparcimiento. Un sitio que estimule nuestros sentidos y cuya lectura nos provoque placer. Nada más que eso (y nada menos).
Bienvenidos pues esta aventura que esperamos sea del agrado de todos ustedes.

 

Antonio Cruz

Il ne faut pas se dire « j’ai plus 25 ans ça je peux plus faire ça je peux plus http://levegetalcestlavie.com/viagra-prix.html viagra acheter en ligne pas cher faire » mais plutôt « j’ai plus 25 ans mais ça je peux encore faire, ça je peux encore faire et ça je peux encore faire ».

 

Buscar

Sitios de Interes

 BANNER EDITORIAL  

 

LOGO SIMBIOSIS 1  
Presentación Blog Tardes Amarilas

 

LOGO EN LOS ESTEROS