foto 2 Gabriela Aguilera 1

 

 

      CON TINTA SANGRE 

 Gabriela Aguilera Valdivia*

Especial para Tardes Amarillas.


Luego de la Segunda Guerra, el mundo quedó dividido en dos bloques irreconciliables. Fue el tiempo de la Guerra Fría que duró hasta la caída del muro de Berlín, en 1989. Entre las muchas consecuencias de este período, en Estados Unidos se institucionalizó la censura y la persecución de aquellos sospechosos de profesar una ideología política de izquierda, en lo que se llamó la "caza de brujas".

 Es el tiempo del macartismo, bajo cuyo imperativo Hoover creó y dirigió la CIA, un sistema de control social y político interno y externo, camuflado por la idea de la seguridad nacional. Es el tiempo de listas negras, que afectó a muchos artistas, especialmente en el cine y la literatura. Es el tiempo en el que se instaló el seguimiento, el fichaje, el soplonaje, el temor, el acoso. Muchos artistas (como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, entre otros), se levantaron en defensa de los perseguidos, lo que les valió transformarse en perseguidos, a su vez. Es el tiempo en el que ciudadanos comunes terminaron ante el Gran Jurado, acusados de ser comunistas y de conspirar contra Estados Unidos. Es el tiempo de las marchas de protesta por aquella situación de injusticia generalizada. Malcom X y Martin Luther King surgen como líderes de la lucha por los derechos civiles. Es el tiempo de la segregación, la discriminación, las marchas y manifestaciones, las agresiones a los ciudadanos por parte de la policía, la reaparición del temido Ku Klux Klan. Fue un período negro para Estados Unidos, que gravita hasta hoy.
En este escenario histórico y político, precisamente en 1950, la escritora tejana Patricia Highsmith publica la novela "Extraños en un tren". En ella, sitúa a dos hombres que, mientras realizan un viaje, acuerdan matar cada uno a la esposa del otro, evitando así la sospecha de la policía puesto que no había conexión entre ellos. El libro le gustó tanto a Alfred Hitchcock que decidió llevarlo al cine. El guión fue escrito por un grande del Hard Boiled: Raymond Chandler. Un trío inmensurable.
Pese al éxito, ser comunista y lesbiana puso a Patricia Highsmith en la mira de la CIA. Por eso decidió exiliarse en Europa, donde desarrolló su prolífica carrera escritural. Escribió más de treinta libros entre cuentos, novelas y ensayos. Desde "Extraños en un tren", revierte la forma en la que hasta ese momento se escribía el género negro: pone el foco narrativo en el personaje del asesino dejando de lado al personaje del detective. Entonces, el Bien (encarnado en el detective), deja de estar en primer plano para poner al Mal (representado por el asesino), como protagonista de la historia.
Patricia Highsmith lleva su propuesta literaria al extremo cuando, en 1956, crea a Ripley, un asesino sicópata, protagonista de una saga que comprende cinco novelas. Bajo el título "A pleno sol", Ripley fue llevado al cine en 1960, en Francia y en los 90', se hizo un remake estadounidense. En la versión sesentera, que considero una película imperdible, Ripley es representado por Alain Delon, en una interpretación perfecta, alucinante.
Al tomar la perspectiva del criminal (que incluso llevó a la Highsmith a escribir un libro de cuentos acerca de animales asesinos), la escritora dio al género negro un giro que abrió otros caminos narrativos basados en el factor psicológico e intimista. La mayoría de sus personajes son sicópatas, los que le habían interesado desde pequeña. Por eso leyó y estudió las investigaciones científicas y sociales que se habían realizado en esta área. Era una gran creadora de personajes: creíbles, redondos, perfectos en su desenvolvimiento. Tanto, que el lector no puede evitar ponerse de parte del agresor, o al menos, entenderlo, quiéralo o no. Quizás, llevar al lector a ponerse en el lugar del asesino e identificarse con él asumiendo la parte oscura que todos llevamos dentro, fue uno de los objetivos de la autora, así como evidenciar la hipocresía de una sociedad moderna pero ambigua en lo moral.
Por otro lado, con economía de lenguaje y un estilo ágil lleno de imágenes en claro/oscuro, Patricia Highsmith trabaja el suspenso de manera magistral, utilizando estratégicamente el misterio, el conflicto y la tensión. Así, se erige como una de las más notables escritoras de thrillers, inspiración para muchos escritores y escritoras de tiempos posteriores, y una pionera de la escritura negra acentuada por el factor psicológico que dota de una tremenda humanidad a sus historias cerradas y agobiantes. Para quien desee adentrarse en los mundos de Patricia Highsmith, es imperativa la lectura de "Extraños en un tren" y "Con el Talento de Míster Ripley", dos novelas escritas con la perfección de una bala que rasga el aire.

 

 

*GABRIELA AGUILERA V. Escritora y tallerista. Estudió Antropología en la Universidad de Chile e hizo un Diplomado en Estudios Mexicanos en la UNAM, México. Fue panelista estable del programa literario de radio USACH, De Tomo y Lomo, en 2005 y 2006. Desde 2007 es miembro del Comité Editorial de Asterión Ediciones. Ha participado como ponente y tallerista en distintos eventos nacionales e internacionales, en proyectos relacionados con el fomento del libro y la lectura financiados por el Consejo del Libro y en lecturas públicas y conversatorios tanto en Chile como en el extranjero. En 2009 obtuvo la Beca a la Creación Literaria del CNCA. Desde 2007 formó parte del directorio de la Corporación Letras de Chile, organización que presidió en 2011 y 2012. Ha publicado: Doce Guijarros, (cuentos, 1976), Asuntos Privados, (cuentos, Asterión Ediciones, 2006), Con Pulseras en los tobillos, (microcuentos, Asterión Ediciones, 2007), En la Garganta, (cuentos, Asterión Ediciones, 2008), Fragmentos de Espejos, (microcuentos, Asterión Ediciones, 2011), Saint Michel, (micronovela, Asterión Ediciones, 2012), Astillas de Hueso, (microcuentos, ed Scherezade, 2013). Sus cuentos han aparecido en diversas antologías de Ergo Sum desde 1992 y en antologías en España, Chile, Argentina, Estados Unidos, Francia, Venezuela y México. Su nuevo libro está en etapa de edición.