Yo entrevisté a Borges

Fernando Sorrentino

 

 

BORGES PARA SORRENTINO

 

Digamos que, para que se dieran las Siete conversaciones con Jorge Luis Borges, hubo una gran cuota de audacia en mí. Yo tenía nada más que veintisiete, veintiocho años, cuando fui a verlo. Hacía muchos años que Borges ya era Borges. Al mismo tiempo, como yo tengo bastante confianza en mí mismo, fui allá [se refiere a la antigua Biblioteca Nacional, de la calle México 564, de la cual Borges era director], subí las escaleras, golpeé la puerta y Borges —sin hacerse rogar— me atendió al instante.
Le expliqué lo que yo quería hacer. Y él aceptó en seguida. Grabé las conversaciones a lo largo de unos cuantos meses; el libro tuvo sus tropiezos para encontrar editor —en aquella época yo no conocía a nadie y nadie me conocía a mí— pero finalmente se publicó. Y con el andar del tiempo consiguió ediciones mejores que la primitiva. La primera edición se concretó en el año 1974 en Casa Pardo, y después se reeditó en El Ateneo, y ahora pertenece al catálogo de Losada.
La experiencia de interrogar a Borges era estar frente a una persona de una inteligencia descomunal, con una capacidad de improvisación sorprendente. Pensemos que yo le formulaba una pregunta al azar —porque él no tenía la menor idea de lo que yo iba a preguntarle— y jamás contestaba algo que no fuera interesante. Yo creo que, si uno a Borges le preguntaba "¿Usted cree que puede llover mañana?", él sin duda iba a dar una respuesta ingeniosa e inteligente.
Y otro detalle muy digno de destacarse: Borges hablaba con tanta perfección sintáctica, que, prácticamente (salvo uno que otro caso aislado), yo debía limitarme a desgrabar la cinta, sin modificar nada. El tropiezo sintáctico en que todos incurrimos en la lengua oral, y que la retórica denomina anacoluto, no pertenecía al habla de Borges.
En fin, se lo analice por donde se quiera, Borges fue un genio total.

 

FERNANDO SORRENTINO
Martínez (Buenos Aires, diciembre de 2012)

 

Fernando Sorrentino   Fernando Sorrentino (Buenos Aires, 8 de noviembre 1942) es un escritor y profesor de literatura argentina. Además de obras de ficción y de periodismo cultural, ha escrito ensayos completos de autores clásicos españoles y argentinos (Don Juan Manuel, Arcipreste de Hita, Juan Ruiz de Alarcón, Mariano José de Larra, José Hernández) y ha editado varias antologías de cuentos de Argentina que han sido publicadas por la editorial Plus Ultra de Buenos Aires.
Ha trabajado en la sección literaria de los diarios La Nación, Clarín, La Opinión, La Prensa, Letras de Buenos Aires y Proa.
Algunos de sus cuentos han sido traducidos al inglés y han sido publicados en varias revistas literarias y antologías en los Estados Unidos y Gran Bretaña.
Según el mismo relata en su página oficial «En épocas muy juveniles, fui empleadillo de oficina. En épocas no tan juveniles, y por larguísimo tiempo, fui profesor de lengua y literatura en diversos colegios secundarios; en general, he recibido el afecto de mis alumnos y de mis colegas, lo que me indica que soy un buen tipo. »
«En los intersticios laborales, he tratado de leer y he tratado de escribir.» aunque más adelante confiesa que le gusta más leer que escribir.

 

La fotografía del autor fue recuoerada del sitio Web http://www.fundacionkonex.org/b1430-fernando-sorrentino