AHMAD ESKANDAR SULIEMAN

Selección y Notas de Krasiah Alawad

 

 

 index

 

 

Ahmad Eskandar Sulieman. Poeta, cuentista y escultor sirio, nació en el 3 de enero del 1955. Estudió en la facultad de economía de Damasco cuatro años y en el último dejó los su estudios para dedicarse definitivamente a la escultura que es su pasión además de la poesía. Vive actualmente en Hamburgo- Alemania.
Sus obras públicadas: 1-Solsticio de verano, 2-Textos incompletos, 3-Ciego sin remordimiento, 4- La criatura en su aislamiento, 5-La tinta prodiga.

Es Fundador y editor de la enciclopedia del nuevo cuento en Siria en sus tres tomos.
Participó en la fundación de varias revistas literarias, además de su participación en la organización del festival cultural poético Jable desde el el año 2003 hasta 2010 donde se dio fin al festival por razones de la guerra.

  

LA TINTA PRÓDIGA

 "Un poema de tres movimientos"

 

Primer movimiento

Todo lo que pasó es que
una mujer ciega
/no había conocido el placer/
que, sumergida por un polvo de polen misterioso,
me tuvo en su vientre..
Todo lo que pasó es que
el recién nacido caliente ,
que ella tomó para darle nombre,
la quemó las manos, entonces lo soltó a caer
Y sigo cayendo hasta, el momento, en tinta prodiga

 

Segundo movimiento

Los libro de ciencia dicen que soy de la especie
que nació del agua hace millones de años
Y dice, el árbol genético fatigado por los nombres de los sultanes y príncipes,
que soy de descendencia sagrada,
sus noticias fueron registradas en el libro de genealogía
que fue robado hace quinientos años
cuando cayó el último castillo de la familia
Quienes, realmente, me confunden
son aquellos que descienden de mis mismas raíces
y no se parecen a mi
Como sí fuera yo, un hijo de pontífice pródigo
Como sí fuera yo, la derrota diferente
Cada vez que miro el mar,
toco mis orejas, en busca de mis branquias ocultas
mientras siento la nostalgia

 

El tercer movimiento

¡Estimado Dios!
Siempre preferías los pastores crueles
que dominan la masacre
a los agricultores que aran la tierra,
guardan los secretos de las semillas
y preparan el pan.
Aceptaste la oferta de los pastores
Y no lo que te hemos ofrecido en los primeros tiempos
Aceptaste la sangre, y no las frutas.
No aceptaste de Siria, la antigua como tu trono
No aceptaste de Siria que te dio el nombre,
que te dio los buenos hijos
Te dio el Jesucristo , el hijo sirio más bello
Pero pretendías todos nuestros hijos.
Ahora, la tierra está saturada con sangre
¿A caso no basta,
oh pastor extraviado en su reino,
perdido en su blog infinito
Oh , pontífice pródigo?