CINCO POETAS DE SANTIAGO DEL ESTERO

 

ROMANCE PARA MIS TARDES AMARILLAS

                                                                                              (Dalmiro Coronel Lugones)

 

Cuando me lleve el destino

por otras huellas un día

cuando ansias de andar me alejen

de mis tardes amarillas.

Iré cargando bagajes

de tristezas escondidas

y soledad de distancias

hincadas en mis pupilas...!

Cómo he de extrañar entonces

calor de tierra nativa,

cómo he de sentir la ausencia

de mis tardes amarillas,

en espejos de represa

donde la luna se mira

y tristes sauces llorones

que en la acequias musitan...!

Tardes que tienen misterios

de cardón en sus aristas

y vuelo de tordos negros

buscando tuscas floridas.

Hachas oscuras de bosques

en sus espaldas hundidas

y pinza negras de jumes

en un brillar de salinas...!

Tardes que tienen ojeras

azules de lejanía,

cansados carros fleteros

que en las picadas rechinan

Palabras de viento norte

que se amargan de jarillas

y silbidos de perdices

en los montes escondidas...!

¡Ay! Cuando un sueño me aleje

de mis tardes amarillas

me acompañarán los cantos

tristones de las urpilas,

vidalas de ausencias largas

cantando mi despedida

y soledad de quimiles

hecha adiós en sus espinas...!

Como he de extrañar entonces

calor de tierra y de vida

como he de sentir la ausencia

de mis tardes amarillas,

mientras los parches legüeros

se alarguen de letanías

y los yanarcas me atajen

presintiendo mi partida.

 

 

LOVE IS WAR

                                                                               (Néstor Mendoza)

Nada nuevo bajo la luna
Cuando me subleva la sangre
Sobre las sábanas
Aún tibias
Restos
De la última batalla perdida.

 

 

CONJURO PARA SALVAR DE LA MUERTE A UN NIÑO INDIO

                                                                                                           (Betty Alba)

Cae lenta

sobre la yegua blanca

la nube negra

En las entrañas de la cueva,

en el hueco del humo,

en las quijadas azules de la piedra,

cae lenta, lenta, lenta,

sobre la yegua blanca la nube negra.

La sangre es como un hilo de lágrima de estrella

La sangre es una mano flotando en la niebla

La sangre es un ejército de manos que cercan a la yegua.

La piedra negra,

la piedra seca,

el polvo de serpiente de la piedra

ha golpeado al niño indio.

Muerte en forma de manos cercan la luz del alba

el niño es una piel de pájaro quemado

la madre es un quejido

y la hechicera tiembla

y la luna se parte

como el cristal de un río…

Sangre de mano oculta huye hacia la tiniebla

deja la yegua blanca

deja la luz del niño

hazte polvo de estrella

vuelve a salir la luna

corre hacia la culebra

y que la vida salte

por las venas

del niño.

Por el monte galopa

la yegua blanca

con una estrella.

 

 

En la sombra de Kafka

                                                                                  (Gabriel Hoyos Izurieta) 

 

Mi Kafka interior se regocija en su tumba

Hace frio en verano

Llueve en primavera

Mi Kafka interior se regocija en la cama

Y por miedo

nunca se levanta.

 

 

MI PATRIA LEJOS

                                                                                                     (Clementina Rosa Quenel)

 

(A mi madre in memoriam)

 

Parecía más alta

Entre las flores, esa noche.

Era como si fuera mi patria

Lejos.

Qué amapola azul,

qué buey más celeste

con ella,

en las pupilas!

Qué epístolas de herreros

en la verja,

qué solo todo!

Y qué frío el aire

de esa alba,

con las glicinas galopando

al sur de su piel!

Apagamos la lámpara

la novena noche.

¿Cómo detener la tarde?

Pienso ahora

en el paisaje.

En algún ángel suelto

entre los trigos y la ropa.

En dos goteras

de la casa.

Y me acuesto tarde,

con esta tristeza.

Y ella

en el espacio. Lejos.

Patria.

 

 

 

 

 

Des conflits non réglés avec le ou la partenaire acheter viagra en france se répercutent souvent sur le désir d'entreprendre des rapports sexuels et de se laisser aller intimement avec sa (ou son) partenaire.