Get Adobe Flash player

LA VIE EN BREF (La vida en breves)

 


Por Mariano Cuevas*
Especial para Tardes Amarillas

LA VIE EN BREF
La vida en breves (Microrrelatos)
Edición bilingüe Castellano - Francés
Traducciones de: Silvia Martínez Aráoz y Mariana Castillo (Universidad Nacional de Tucumán)
Collection La fourmi écrivain Colección La hormiga escritora La aguja de Buffon ediciones (Tucumán – 2016)

 

La vida en breves

 

Quiero comenzar esta reseña con dos conceptos que me parecen más que importantes. El primero es que (aunque sé que no digo nada nuevo) en este mundo globalizado, la literatura se ha visto subvertida por nuevas formas de lecto-escritura. En este territorio relacionado con la literatura, uno de los acontecimientos más significativos es el boom que ha despertado el microrrelato.
Texto mínimo, pero difícil de construir, el microrrelato exige un lector capaz de descifrar aquello que no está dicho para poder interpretar el mensaje. Un lector que pueda reaccionar a esos pocos estímulos y darles una correcta apreciación. Sin la correspondiente complicidad entre lector y escritor, el texto pierde su razón de ser. Por su capacidad de generar complacencia casi instantánea cuando leemos, la minificción se ha ganado un lugar como género literario del tercer milenio.

El segundo tema que quiero abordar es que, muchas veces, la semilla plantada por algún maestro, fructifica entre sus discípulos de manera insospechada y en esta pequeña referencia sostengo que, en el NOA (Noroeste argentino) la mayoría de quienes se inclinaron por la narrativa brevísima son, en mayor o menor medida discípulos (reales o virtuales) de uno de los pioneros del género en la región: David Lagmanovich, lamentablemente fallecido en octubre de 2010.
Como dato adicional, quiero mencionar la creación, al poco tiempo del fallecimiento del Dr. Lagmanovich, de una asociación literaria que viene cumpliendo un rol relevante en la difusión de la literatura breve regional argentina, La Asociación Literaria Dr. David Lagmanovich, que a la fecha lleva ya casi seis fructíferos años de vida.
Constituida actualmente por Mónica Cazón, Julio Estefan, Liliana Massara, Ana María Mopty y Rogelio Ramos Signes, la Asociación David Lagmanovich, con el paso del tiempo, se ha transformado en uno de los grupos referentes más importantes de la minificción en el interior de Argentina. En esta oportunidad, ponen a consideración de los lectores su obra colectiva: La vida en breves.
Lo llamativo de este libro no son solamente los magníficos microrrelatos de los autores (Todos, autores de predicamento y ampliamente conocidos en el universo literario argentino) sino que los textos se presentan también en francés, gracias a la traducción que realizaron Silvia Martínez Aráoz y Mariana Castillo de la Universidad Nacional de Tucumán. El resultado es un conjunto de textos valiosos en edición bilingüe, lo que, indudablemente le concede un plus importantísimo a la hora de su difusión y lectura.
Como cualquiera de los que se dedican a estudiar el microcuento como género literario, sabemos que este, sin llegar a ser una exclusividad del idioma español, es en esa lengua en la que más se ha difundido, en la la que más se ha estudiado y en la que más se escribe. Si bien es cierto, en lengua inglesa también hay un crecimiento de la microliteratura (las famosas short stories o flash stories), los autores más reconocidos de microrrelato en el mundo son de origen iberoamericano y escriben sus textos en español. No obstante, de mano de diversos estudiosos, el microrrelato como género narrativo comienza a ganarse un lugar en otros idiomas y no solamente en el inglés sino también en el portugués, el italiano y el francés.
En lengua francesa, bajo el impulso de estudiosos y académicos (tal el caso de Caroline Lepage entre otros) el microrrelato español ha ido creciendo merced a la voluntariosa tarea de traducir textos a la lengua gala y ser difundido.
En esta cuidadosa edición realizada por la ya tradicional editora tucumana, pionera en la publicación de microrrelatos, La aguja de Buffon ediciones, los microcuentos que se pueden leer terminan siendo un conjunto agradable, de fácil lectura y que atrapa enseguida hasta que el lector no tiene otro camino que continuar leyendo hasta llegar al fin en unas cuantas horas.
En La vida en breves, los lectores se van a encontrar con textos de factura impecable. A pesar de que su principal característica es la extrema brevedad, cada uno, con lenguaje propio, es capaz de contar toda una historia mediante el abordaje de los más variados temas de la cotidianidad del hombre actual y demostrando una estupenda destreza narrativa.
Constituida por cinco capítulos de siete cuentos por autor (ya lo dijimos, en francés y en español) merced a la pericia de cada uno de ellos, este conjunto de microrrelatos no puede ser analizado solamente en su aspecto formal sino también en la temática que nunca deja de tener un sentido, en alguna manera "social". La vida en breves nos ofrece la posibilidad de una lectura instantánea, fragmentaria y llena de aditamentos que la hacen distinta. En este sentido, la austeridad del lenguaje de los relatos (uno de sus mejores aciertos) contrasta de manera elocuente con la contundencia de sus finales, hecho que logra qué, La vida en breves, se transforme en un libro de lectura obligatoria para quienes han abrazado la minificción como una forma de expresar su escritura. Cada microrrelato termina por ser un exquisito mecanismo de relojería (aunque suene poco poético) donde nada está dicho al azar ni para demostrar el óptimo manejo del lenguaje sino que cada palabra está ubicada de manera precisa para producir el shock que a veces cuesta tanto conseguir cuando se escriben este tipo de textos.
Por último, también creo que resulta inexcusable una brevísima referencia a las virtudes del editor que logra una obra compacta, atractiva a la vista y, por qué no decirlo, con numerosas virtudes que solamente quienes conocen la tarea editorial pueden realizar de manera adecuada.
Personalmente, creo que más allá de la soledad o la compañía que nos escolte durante el acto de leer, La vida en breves nos dejará ampliamente satisfechos y, seguramente, logrará que seamos parte de la deliciosa experiencia que marca la interacción escritor/lector.

 

Lea un adelanto de los textos de La vida en breves haciendo click Aquí