Get Adobe Flash player

Bueno... Como dice el refrán popular, "Sin querer queriendo" ya estamos en nuestro número cuarenta. Antes de cualquier otra consideración quiero hacer un público agradecimiento. Este número atravesó el peligro de demorar su aparición pero la pericia sin límites del ingeniero que nos ayuda con el diseño y publicación de contenidos, resultó, a la postre, algo casi mágico pues en el peor momento y cuando creía que debería comenzar toda la tarea desde cero, él, con una simple llamada telefónica de cinco o seis minutos, me instruyó de manera adecuada para salvar el barco del naufragio. Gracias pues Ricardo Salomón.

Más arriba resaltaba el orgullo que nos embarga de haber llegado a este momento de la historia de la revista. Estamos a pocos meses de cumplir tres años ininterrumpidos en la red y comenzar nuestro cuarto año de vida pero también, nos llena de satisfacción el saber que estamos a solo diez episodios de llegar a nuestro medio centenar de apariciones. A fuer de ser sinceros, en este preciso momento, veo el número cincuenta como la más importante meta para este 2017.
No ha resultado fácil el camino hasta aquí pero sin embargo seguimos en la huella. Esto se ha logrado en arte merced al esforzado trabajo de un pequeño número de personas que somos las que hacemos la revista y que nos hemos visto diezmados por diferentes acontecimientos, pero también debo reconocer que el mérito mayor es de quienes colaboran con la revista haciendo posible nuestra existencia. No puedo dejar de mencionar a Rogelio Ramos Signes, Jaime Muñoz Vargas, Guillermo Bustamante Zamudio y Carlos Vitale, nuestros ángeles protectores. Tampoco debo olvidar a otras personas que, quitando tiempo a sus actividades, se hacen un espacio para ayudarnos, entre los que destaco a Gabriela Aguilera Valdivia, José Manuel Ortiz Soto, Luis Héctor Gerbaldo, Carlos Enrique Saldivar, Umberto Senegal y a muchos otros que, en alguna oportunidad (o varias) han publicado algunos artículos en nuestra revista. Tampoco quiero olvidarme de los nuevos colaboradores que se van incorporando como es el caso del chaqueño Juan Mario Basterra que resultan de enorme ayuda con sus colaboraciones.
Bueno... Por ahora eso es todo. Ya está disponible nuestro número 40 y nos sentimos orgullosos de hacer esta revista.

 

Antonio Cruz

Director