Get Adobe Flash player

OPERACIÓN HALLOWEEN

Las señoritas imposibles

 

Estos microrrelatos seriados surgieron en el trabajo colectivo de las Señoritas Imposibles, escritoras chilenas de género negro. Se basan en la noticia divulgada por la prensa en octubre de 2016, que daba cuenta de la Operación Halloween, una ingeniosa acción de la PDI. Así lograron entrar a una población sin enfrentar las agresiones de los vecinos y desbaratar una red de narcotráfico".

Operación Halloween es el título que compendia a todos los seriados.

 Señoritas imposibles

Caravana

Francisca Rodríguez

 

Vamos tocando las bocinas y la gente nos saluda cuando nos ven pasar. Los globos negros y naranja se mueven con el viento. Creía que nos delataría la decoración excesiva pero las telarañas falsas y las calabazas de Jack O´Lantern que cubren nuestros vehículos quedaron perfectos.
La población se abre ante nuestra llegada tal y como lo esperábamos. Los niños descalzos corretean riendo a carcajadas y en medio de la algarabía, por un segundo, olvidamos que lo único que queremos celebrar es el arresto de la banda narco que vive al final de esta calle.

 

 

Policías zombies

Claudia Farah

 

A ver, Rivera, repítame por favor. ¿Que quiere poner qué en los autos de la PDI?
Porque parece que escuché mal, por un momento pensé que quería que autorizara un operativo con vehículos oficiales decorados con globos naranjos y sangre de témpera, conducidos por funcionarios disfrazados de zombies. Pero seguro soy yo quien entendió mal... ¡porque a quién se le va a ocurrir eso!
¿Qué dice? ¿Que por lo mismo no van a sospechar? ¡Ah, mire usted!... Que nos podríamos hacer famosos en entrar en la zona prohibida.
Mire, Rivera, me está gustando la idea...La voy a autorizar. ¿Cuántos zombies le alcanzan para el operativo?
Por último, si no funciona, negamos que fuimos nosotros... Total, nadie nos va a reconocer.

 

 

Redada

Karla Zúñiga

 

Termina de realizar las cuentas del mes; las ganancias son altas como siempre. Es un día tranquilo y sin novedad en la población.
Por eso, cuando entran ellos en su casa ordenando que se tire al piso, se pregunta por qué diablos nadie avisó que venían, cómo lograron ingresar sin ser descubiertos.
Cuando es llevado hacia la calle, ve unas camionetas con telarañas naranjas y negras. Entonces lo sabe.
Los infelices de la PDI aprovecharon que hoy es Halloween.

poli halloween

Monstruos y fantasmas

Lorena Díaz

 

De un golpe rompieron la puerta y entraron a la casa. Mamá sabía que vendrían, pero no le dijo nada a papá, lo dejó solo en el sillón mientras corría conmigo a escondernos bajo la cama. Desde ahí veíamos los zapatos de los hombres ir de un lado a otro. Afuera los disparos. Mamá llora. Intento calmarla diciéndole que no tenga miedo, que son sólo disfraces pero ella me tapa la boca y se queda quieta abrazada a mí. El hombre hace como que no nos ve cuando se agacha, arma en mano, y su mirada nos atraviesa, como si fuéramos fantasmas. Le dispararon a papá. Lo sé porque sus brazos han dejado de forcejear y las suelas de sus zapatos quedan frente a nosotros. Ya tienen lo que buscaban, dice mamá y suspira hondo mientras los hombres se alejan y la baliza ilumina la casa. Afuera las vecinas lloran. Es Halloween en la población y yo no le tengo miedo a los monstruos.

 

 

Dulce o travesura

Gabriela Aguilera

 

"Así hay que decir", le ordenó el jefe, entregándole la pistola.
Una clave, una seña que abría las puertas de un mundo de tinieblas, el callejón y luego la reja de fierro y madera barnizada, el ojo del jefe suspendido en la mirilla.
"Dulce o travesura" y el cliente recibía una cosa o cualquier otra. Polvo con cal, bicarbonato, talco, papelillo, un pájaro origami del bueno y él, vigilante, loro y sapo, el arma tibia en su mano temblorosa.
"Dulce o travesura", escuchó, mientras apuntaba con el arma a una oscuridad amenazadora que se rasgó con la luz de las balizas, globos y telarañas, rodeado de policías, un tiro de ida o de vuelta, entregarse o morir, soldado que arranca sirve pa otra guerra.