Á. Valverde por Pedro Gato

 

 

   Hostal Hispania. Poesía 2009-2014*
Pablo Anadón 

Por Álvaro Valverde

 

Pre-Textos. Valencia, 2017.

98 páginas.

El poeta, profesor, ensayista y traductor argentino Pablo Anadón (Villa Dolores, Córdoba, 1963), autor, entre otros, de Lo que trae y lleva el mar, La mesa de café y otros poemas, El trabajo de las horas y Estudios de la luz, así como de antologías y estudios sobre la poesía de su país, escribía a propósito de la lírica de Rodolfo Godino: "la modulación de los textos es llana, conversacional incluso, sin perder su distintivo carácter enigmático".

Hablaba después de "depuración y estilización", de confidencias y secretos. Podría aplicarse a su propia obra. También él ha sido capaz de "tomarse el pulso a sí mismo", por seguir a López Velarde. Sistema poético en consonancia con el crítico. A pesar de que el uso de la rima y el rigor métrico (que da en espléndidos sonetos entre clásicos y borgeanos) pueda parecer anacrónico. Para contrarrestar esa impresión está el encabalgamiento. O la escéptica ironía. Y la intención, moderna a carta cabal. Hostal Hispania

"Siempre escribo a partir de mí", confiesa Anadón, quien podría decir, con Fernández Moreno, "no me repito, me aumento". En torno a la cincuentena, hace balance. Los recuerdos: "Recorres lentamente tu pasado / Como el dedo la herida". "Lo que es, lo que no ha sido, lo que fue". Aunque "La vida siempre sigue, y no hay regreso". "Tiene raras reliquias la memoria". "Y crece a nuestra espalda lo perdido". 

A lo largo del libro, además del poeta (que se autodenomina el "dividido", el "sobreviviente"), sus hijos, sus padres y la mujer que ama (y a la que ya no), la casa familiar (donde se guarda "la luz dormida de la infancia") y el paisaje, el miedo, las lecturas y la soledad, encontramos un asunto central: la culpa: "No es el tiempo que pesa, sólo pesa / El dolor que causamos en la vida". "Hizo sufrir. No halla perdón. / Olvido busca: no sentir, no ser".

Con todo, sobre el recuento de "culpas, logros y derrotas", prevalece el "raro privilegio de existir": "Ha amado, ha sido amado y a otras vidas / Ha dado vida. No hay lamento".

"El poema tiene un poco / De oficio, pero mucho de problema / Matemático". Por eso desea "Que otros sigan haciendo divertidos/ Malabarismos con la poesía". "Jugando al juego de olvidar la vida. / Yo no puedo". Eso que ganamos todos. Con versos luminosos por su claridad y profundos por su sencillez.

Álvaro Valverde (Plasencia, 1959) es autor, entre otros, de los libros de poesía Las aguas detenidas, Una oculta razón (Premio Loewe), A debida distancia, Ensayando círculos (Tusquets, 142), Mecánica terrestre, Desde fuera, Plasencias y Más allá, Tánger. Ha publicado también dos novelas, Las murallas del mundo y Alguien que no existe; un libro de artículos (El lector invisible) y otro de viajes (Lejos de aquí). En 2012 apareció Un centro fugitivo, una antología, con selección y prólogo de Jordi Doce, que reúne poemas escritos entre 1985 y 2010 y el pasado año, en la Editora Regional de Extremadura, otra: Álvaro Valverde. Antología poética (1985-2015), con ilustraciones de Esteban Navarro. Desde 2005, tiene un blog en la dirección: http://mayora.blogspot.com.es/ y es crítico de poesía de El Cultural.

La presente reseña fue publicada originalmente  en http://www.elcultural.com/ el día 13 de octubre de 2017 y cedida gentilmente por el autor para ser reproducida en esta revista. 

La fotografía de Álvaro Valverde es autoría de Pedro Gato.