Fernando Fabio Sánchez

 

 

 

    Chappaquiddick o una historia para desmantelar el legado de los Kennedy

 
Fernando Fabio Sánchez

 

 

Chappaquiddick
Director: John Curran
Protagonistas: Kate Mara, Ed Helms, Bruce Dern, Jason Clarke, Jim Gaffigan, John Fiore, Taylor Nichols y otros.
Género: Thriller
Duración: 107 minutos

 

 

Decir "Kennedy" en los Estados Unidos y en el mundo es invocar una energía positiva. Uno de los miembros de esta familia que inmigró de Irlanda a los Estados Unidos en 1849, John, fue electo presidente de este país en 1960 y murió asesinado en Dallas, Texas, en 1963. Por su carisma, su muerte repentina y por haber comprometido a los Estados Unidos a llegar a la Luna en aquel discurso siempre citado que dice: "Hemos decidido ir a la Luna en esta década y hacer las otras cosas, no porque son fáciles, sino porque son difíciles", entre otras razones, ha pasado a la historia como un consentido.

El tercer hermano, Robert, fue asimismo asesinado, en 1968, cuando era senador. El primero de los hermanos, Joseph, quien llevaba el nombre del padre, había muerto en acción bélica en la Segunda Guerra Mundial en 1944. Hacia 1969, precisamente días antes del alunizaje del Apolo 11, Edward (a quien llamaban Ted), el más joven de los cuatro hermanos varones y de los nueve hijos en total, se vio envuelto en un accidente automovilístico al cruzar un puente en la isla de Chappaquiddick, Massachussets. Era senador y deseaba ser presidente en las elecciones de 1972.chappaquiddick 69969
Pero Ted Kennedy, alcoholizado, abandona la escena. Está casi seguro de que su acompañante, una secretaria del equipo de su hermano muerto Robert, ha muerto en el fondo del agua (a donde ha ido a parar el automóvil que conducía). Horas más tarde, a las afueras de su hotel, le llama por teléfono a su padre para narrarle lo sucedido. El padre, del otro lado de la línea y dominado por la parálisis, apenas puede hablar. Se hunde en el dolor, pero al final dice una palabra: "coartada". El hijo se da cuenta de lo que debe hacer. Debe salvarse. Salvar el legado de la familia entera. 
Los hechos de este accidente son presentados con detalle en el filme Chappaquiddick (2018) de John Curran. Es una cinta que no sólo confiesa lo que supuestamente ocurrió durante esos días, sino que también, al hacerlo, parece desmantelar el mismo legado de los Kennedy. El artífice, el amo de los peones Kennedy y el creador de todo ese encanto en sus hijos, es ese padre apopléjico cuya apariencia es la manifestación de su torcido corazón. No es de extrañarnos, entonces (y esto lo digo como una especulación), por qué el segundo y el tercero de los hijos fueron asesinados, quizá dentro de una guerra de intereses familiares, con la intención de atacar al padre mismo y acabar con su plan.
Recomiendo esta película por sus implicaciones políticas. Cuando lo vi, soñé con la posibilidad de que existieran cintas similares desde México hasta la Argentina, que desvelaran la oscuridad histórica de algunas familias de la política latinoamericana. Y si no películas, soñé con novelas, columnas, reportajes. Así que, amigos, colegas y juglares, a trabajar en lo mismo que hay mucho que contar todavía.

 

 

Fernando Fabio SanchezFernando Fabio Sánchez (Torreón, Coahuila) es profesor de estudios literarios y cinematográficos en California Polytechnic State University. Obtuvo el Doctorado en Letras Latinoamericanas en the University of Colorado en Boulder. Su línea principal de investigación ha sido, hasta el momento, el concepto de modernidad y sus diferentes relaciones con la literatura, el nacionalismo, la violencia y la cultura visual en el México post-colonial. Ha publicado los libros de cuento Los arcanos de la sangre y De la escritura a la evidencia: siete historias (pseudo)policiales; los de poesía Posesión de naves y Creación de fondo; y artículos y libros de crítica literaria. En el 2010 publicó Artful Assassins: Murder as a Art in Modern Mexico (Vanderbilt University Press) y coeditó, junto con Gerardo García Muñoz, La luz y la guerra: el cine de la Revolución Mexicana (Conaculta).