DIECISIETE HAIKUS LATINOAMERICANOS

 
Notas y selección: Mariano Cuevas

 

 

Haiku

 

Si hay forma poética que ha generado discusiones y polémicas apasionadas, cuando se escribe en idioma español, sin duda, ese es el haiku (y, por qué no decirlo, también de sus formas precursoras, el tanka y el sedôka). Que la cantidad de sílabas, que si cumplen con la métrica, si contienen kigo, y algunas otras cosas. A manera de breve introducción, recordaremos lo siguiente: Indudablemente, el rasgo característico de un haiku es que se escriben en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Esta métrica es flexible: nada nos impide escribir haikus que tengan un número de sílabas ligeramente distinto, que no por ello dejarán de ser haikus. Sin embargo, hay demasiados poemas que tienen la forma pero carecen de otros elementos para ser considerados haikus. Por otro lado, deben tener una referencia a la época del año (Kigo), aunque muchos estudiosos consideran que esto no es absolutamente necesario. Es necesario remarcar otro elemento. El haiku, se ha relacionado siempre con la contemplación, sobre todo de la naturaleza, sin embargo, debido a las características de la vida moderna, nadie puede dudar de la existencia de un haku "urbano" por llamarle de alguna manera. En este sentido, creo, a mi humilde entender que es más importante recalcar que son necesarios dos elementos: la contemplación del entorno y que el yo, quede afuera. Por último y para ir directamente a los textos recordaré que el haiku debe ser escrito en lenguaje sencillo que logre que para el lector , lo más relevante sea la escena mostrada y la impresión que ha causado su contemplación

 

JUAN JOSÉ TABLADA

 

La araña
Recorriendo su tela
esta luna clarísima
tiene a la araña en vela.

 

El saúz
Tierno saúz
casi oro, casi ámbar,
casi luz...

 

Los sapos
Trozos de barro,
por la senda en penumbra,
saltan los sapos.

 

Mariposa nocturna
Devuelve a la desnuda rama,
mariposa nocturna,
las hojas secas de tus alas.

 

La luna
Es mar la noche negra;
la nube es una concha;
la luna es una perla.

 

JORGE LUIS BORGES

 

Algo me han dicho
la tarde y la montaña.
Ya lo he perdido.

 

Hoy no me alegran
los almendros del huerto.
Son tu recuerdo.

 

Desde aquel día
no he movido las piezas
en el tablero.

 

En el desierto
acontece la aurora.
Alguien lo sabe.

 

Bajo el alero
el espejo no copia
más que la luna.

 

Lejos un trino.
El ruiseñor no sabe
que te consuela.

 

La vieja mano
sigue trazando versos
para el olvido.

 

OCTAVIO PAZ

 

El mundo cabe
en diecisiete sílabas:
tú en esta choza.

 

Troncos y paja:
por las rendijas entran
Budas e insectos.

 

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

 

Entretejidas
vocales, consonantes:
casa del mundo.

 

Huesos de siglos,
penas ya peñas, montes:
aquí no pesan.

 

Los textos fueron tomados de diferebtes sitios de Internet, dedicados al género. La imagen fue recuperada del blog de Gina Murillo y ouede verse en http://www.ginamurillo.es/haiku-poesia-japonesa-3/#prettyPhoto