RESCATE
MÁGICO HISTÉRICO TOUR - Alejandro Bentivoglio

Mariano Cuevas

 

Magico-histerico-tour

La industria editorial ―casas editoriales y grandes cadenas de librerías― ha evolucionado mucho. Y como cualquier industria posmoderna y globalizada, salvo aquellas editoriales independientes y casi artesanales, apunta solamente a los negocios. Entonces, los nombres que se destacan y que fulguran en los suplementos culturales de los medios en papel y virtuales son los de aquellos escritores que venden (y mucho). Si tu libro pisa algunas grandes librerías y en las primeras semanas no tiene la acogida que ellos han normatizado, enseguida desaparecen de las escaparates y pasan a algún anaquel donde sobreviven algunas otras semanas y, apenas pasado ese período de "aguante", son destinados inexorablemente a mesas de saldo desde donde, seguramente, serán enviados "a la hoguera" como si fuera una de las brujas de Salem (metáfora extrema con la que quiero significar que están condenados a desaparecer en algún depósito de la propia librería o de la editorial que las publicó.

En este análisis de la cruda realidad, según sostengo más arriba, debo destacar que las editoriales independientes (y algunas especializadas en temas específicos), a fuerza de constancia, de mucho empreño y sobre todo de no decaer en su intento de nadar contra la corriente merecen una consideración especial.
Entre ellas, no podemos dejar de mencionar en nuestra región sudamericana tres editoriales pequeñas pero de gran empuje y sacrificio dedicadas en específico al microrrelato o microcuento o minificción, que se han ido ganando un lugar en este difícil mundo de la literatura. Macedonia Ediciones de Argentina, Editorial Micrópolis de Perú y Ediciones Sherezade. Desde estas páginas, queremos ir al rescate de la inmensa tarea de las tres.
Comenzamos este primer capítulo con Macedonia Ediciones.
En el año 2011 (octubre, para ser más exactos) Macedonia, lanzó al mercado un conjunto de cuatro títulos de Alejandro Bentivoglio. Mágico histérico tour, Paul está muerto, Vértigo verbal del suicida reincidente y ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXY.
En este caso, haremos una brevísima referencia al título mencionado en primer lugar.
«Alejandro Bentivoglio se ha ganado un lugar preponderante por la calidad de sus textos. Su lenguaje resulta atractivo al lector; y sus microrrelatos demuestran una gran creatividad lo que le permite abordar cualquier tema, pero lo que más sorprende (y en esto es un verdadero especialista) son esos finales inesperados que invitan a la reflexión, arrancan una sonrisa cómplice o nos dejan con las ganas de una nueva lectura que, seguramente será diferente.
Alejandro necesita, como todos los que escribimos, hacer uso del derecho a contar su historia, pero el impacto que consigue cada vez, es superior a lo que se suele esperar para este tipo de narraciones de tan corto metraje». Reza el prólogo.
En uno de sus cuentos ("Mis más suaves pretensiones") Sostiene: "Voy a escuchar mi propia voz"... En Tardes amarillas creemos que hay que escuchar la voz de Alejandro por lo que esperamos que en no demasiado tiempo podamos volver a disfrutar de libros como este, que más allá de su "ausencia", siguen siendo indispensables para quienes amamos el microrrelato.

 

Último recurso.
En caso de emergencia rompo el cristal. Pero dentro encuentro un espejo cuyo cristal definitivamente no puede romperse.

 

Tenue claridad
La vida está hecha de sillas, madera, copas, cortinas de un color, catálogos improbables, catálogos imposibles, cortinas de otro color, colores que no son colores, medias, uñas, cortinas de otro color, colores que no son colores, medias, manos, catálogos de catálogos, palabras, pequeñas luces, grandes luces que lo son porque envidian a las pequeñas, pies, mujeres que detestan los catálogos y esperan que algo comience sin enumerarlo, hombres que hacen los catálogos, sandalias, guantes, mesas que hagan juego con las sillas, momentos en los que se escucha un silencio enorme, imposible de catalogar.

 

Cosas de grandes
Cuando se apaga la última lamparita, ahí verdaderamente quedo solo. Escucho algunos ruidos. Presiento monstruos. Tengo miedo de todo lo que me rodea, pero pienso que llamar a mi madre sería un acto de cobardía para el cual ya estoy grandecito.
Suspiro y sigo mi lento camino hacia la cama. Pienso que, si aferro más fuerte el bastón, nada malo me va a pasar.

 

Retrospectiva
Cada tanto, la mujer parecía mirarme desde su quietud casi inmaculada. No me pareció importante en ese momento decirle algo. Era perfecta en su forma. En su belleza imposible de describir.
Ahora, en retrospectiva, pienso que pude haber estado equivocado al dibujarle unos bigotes, justo allí donde la cara se endurecía para trazar unos labios. Pero el corcho quemado de la botella vacía fue la tentación que mi borrachera debió saciar en el desolado museo de estatuas de cera.

 

Love affair
Muchos son los que afirman haber tenido tratos carnales con Melania. Ella no dice nada al respecto, pero los rumores crecen. Su esposo duda de la paternidad de su hijo y sospecha de Bruno. Cuando se cruzan por la calle, ambos se miran como si tuvieran que decirse algo muy importante. Como si guardaran un secreto que ninguno de los dos quiere aceptar pero que está allí.
Aún nadie lo acusó de nada, pero Bruno se defiende casi en silencio, señalando de vez en cuando los rasgos del niño, que en nada se parecen a él o a su padre engañado. Indica especialmente el tercer ojo en la frente de la criatura, que habla de un extranjero amante, de un extraño amorío de otro mundo.

 

El supercuco
La casa empequeñece y al principio no puedo notar los cambios. Pero ya luego de un rato cómo no darse cuenta de que los cajones de los armarios tienen el tamaño de una caja de fósforos, que los fósforos ni siquiera son puntos rojos de esta constante sorpresa de la disminución.
Cómo no ver el teléfono reducido a una melodía infantil, la ropa que apenas si vestirían a un Ken a una Barbie. Cómo no descubrirnos discutiendo de filosofía a puro gagagugú.

 

She don´t love me
Cuando yo entré por la puerta, la casa se salió por la ventana dejando un montón de ruinas escandalosamente desnudas.

 

Bonzo
El fuego es exhibicionista. Las llamas siempre reclaman la atención. Un momento que arde es fugaz, es predecible. Una explosión es fácil, cualquier cosa puede inflamar su contorno hasta estallar.
El sacrificio es soportar ese constante consumirse lentamente. El desvanecerse hasta que llega la verdadera dignidad de las cenizas hechas a puro esfuerzo, con nuestras propias manos.

 

Datos:
Mágico histérico tour
1a. edición (2011)
Macedonia ediciones
ISMN 978 – 987 – 1692 – 26 – 2
Arte de tapa: Daphne (Medusa Dollmaker)

 

BentivoglioAlejandro Bentivoglio nació en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, en 1979. Actualmente vive en el barrio porteño de Palermo. Todos sus libros publicados son de microficción: Revólver Y Otras Historias Del Lado Suave (2006, Letras del Sur Editora),Dakota/Memorias de Una Muñeca Inflable (2008, Letras del Sur Editora), Mágico Histérico Tour (2011, Macedonia Ediciones), Vértigo Verbal del Suicida Reincidente (2011, Macedonia Ediciones), Paul Está Muerto (2011, Macedonia Ediciones), Abcdefghijklmnñopqrstuvwxyz (2011, Macedonia Ediciones), Todo Lo que Dejamos Atrás (2012, 79/59 Ediciones), Ariadna Superstar(2012, 79/59 Ediciones), y La Parca (Bajo el seudónimo de Bjork Altman, en colaboración con Daniel Juárez Dión, 2008).
Además integró más de una docena de antologías relacionadas al género, entre las que se destacan: El Límite de la Palabra (Antología del microrrelato argentino contemporáneo), España, Editorial Menoscuarto, 2007 (Edición de Laura Pollastri), Grageas, 100 Cuentos Breves de Todo el Mundo, Buenos Aires, Ediciones Instituto Movilizador de fondos cooperativos C.L., 2007. (Selección de Sergio Gaut vel Hartman), Comitivas Invisibles, Buenos Aires, Ediciones Instituto Movilizador de fondos cooperativos C.L., 2008. (Selección de Raúl Brasca y Luis Chitarroni), Por Favor Sea Breve 2, España, Páginas de Espuma, 2009 (edición a cargo de Clara Obligado), Hostos Review Issue Six, El Microrrelato en America Latina, New York, Hostos Community College, 2010 y Grageas 2, Buenos aires, Ediciones Instituto Movilizador de fondos cooperativos CL, 2010, (Selección de Sergio Gaut vel Hartman).

Mais il existe une periode refractaire http://nephro2015.fr/acheter-priligy.htm vente priligy france apres l’orgasme, durant laquelle le penis est insensible a tout stimulus. vaginisme, manque de desir, anorgasmie, dyspareunie, https://medintrend.com/strattera/ acheter strattera en ligne france anaphrodisie, blocages, inhibitions, insensibilite, manque d’imaginaire erotique, etc.