Rony

 

 

 

 

 

EL ORIGEN EN EL ORIGEN (Lic. Erick Rony Vásquez Guevara)

A José López Coronado, el origen.

Alguna vez me preguntaron cómo me inicié en el microrrelato, su estudio, crítica e investigación y mi respuesta fue que Augusto Monterroso tuvo la culpa. No obstante, ahora creo que aquella pregunta debió ser más profunda, directa y precisa: ¿Cómo me inicié en la literatura? Entonces, su respuesta me llevaría a una travesía lejana de mi ciudad natal, pero cercana en mis costumbres y adherida en mi sangre: la ciudad de Chota. Y, en los linderos de esta ciudad, la respuesta sin duda alguna sería la siguiente: “la culpa la tuvo Don José López Coronado”. 

Recuerdo que cuando auscultaba la biblioteca de mi tío encontré el poemario Cartas para inolvidarte de José López Coronado. Mi asombro adolescente fue enorme cuando advertí que el autor era mi profesor. El asombro fue mayor cuando encontré los siguientes versos “Las palabras / solo hacen falta en la Poesía”, o “Para un poeta es justo y / necesario escribir / Poemas de amor. Para mí / una necesidad urgente y justa saberte / inolvidable. (…)”, porque estas palabras reflejaban a un escritor consciente de su trabajo, consciente de que la Literatura es un oficio serio. No dudé, entonces, en acercarme en la clase siguiente y preguntarle que había encontrado su libro y que me agradaba su poesía. No imaginé jamás que en la próxima clase me obsequiaría un ejemplar de su libro. Las clases, como era de suponerse, continuaron sumergidas entre verbos, algoritmos, teoremas, novelas y demás tópicos que suelen dictarse en clase.

Obviamente, días después retorné a Lima emocionado porque había conocido a un escritor. Entonces, en repetidas ocasiones leía Cartas para inolvidarte y recordaba al profesor que había escrito aquellos melódicos versos. Aquellos momentos fueron decisivos, porque siguiendo las enseñanzas de su poemario comencé a escribir poesía. Los años pasaron y el regreso a Chota me permitió conversar con José López, quien nuevamente volvía a deslumbrarme con sus conocimientos literarios.

Regresé nuevamente a Lima decidido, esta vez, a estudiar Literatura. Al año siguiente, retorné a Chota, pero esta vez con algunos textos en prosa denominados “microrrelatos”, cuyo primer lector fue José López, quien luego de realizarles algunas observaciones  me motivó a continuar en el camino de la escritura.

Años después, regresé a Chota y en esta ocasión compartimos algunos libros con José López. Y, para sorpresa mía, ambos nos habíamos encontrado en el derrotero de los microrrelatos. Lo demás es historia más cercana.

No obstante, considero necesario reconocer la influencia de mi profesor José López Coronado en mi decisión de emprender el camino de la vida literaria, porque la Literatura no es solamente el gozo de las palabras, sino una decisión, un estilo de vida.

Finalmente, creo conveniente confesarles que siempre sentía envidia de aquellos grandes escritores que en sus entrevistas recuerdan a sus maestros y escritores preferidos. Afortunadamente, yo no soy un gran escritor, pero tuve la suerte de tener a un gran escritor como maestro.

 

Lic. Erick Rony Vásquez Guevara. Integra el Staff permanente de la Internacional Microcuentista. Paricipó del Seminario de Minificción (UNAM-México). Realiza investigaciones en literatura (Universidad Nacional Mayor de San Marcos) y es creador y Director de “Plesiosaurio. Primera revista de ficción breve peruana” Pertenece al Grupo Literario Micrópolis

 

 

 

Per fare l’amore in macchina, infatti, potete http://ussero.net/viagra-prezzo.html acquistare viagra generico in italia tranquillamente sfruttare anche il sedile anteriore senza dover abbassare lo schienale.