Patricia Nasello

 

 

    EFEMÉRIDES 

Patricia Nasello

 

-El 10 de diciembre conmemoramos el 98º cumpleaños de CLARICE LISPECTOR (Chechelnik).
Llegué a Lispector a través del periódico. Dichoso arribo que, veinticinco o treinta años atrás, se produjo cuando "La Voz" publicó "Una gallina". Fue un amor a primera lectura.
La antología de relato breve de la cual tomo el párrafo que comparto contiene cuentos de ochenta autores consagrados. Y aun, entre tal excelencia, puedo afirmar que "El búfalo" de Clarice Lispector es uno de mis favoritos.

EL BÚFALO (párrafo)
"El búfalo dio otra vuelta lenta. La tierra. La mujer apretó los dientes, todo el rostro le dolió un poco.
El búfalo de lomo negro. En el atardecer luminoso era un cuerpo ennegrecido de tranquila rabia, la mujer suspiró lentamente. Una cosa blanca se había esparcido dentro de ella, blanca como un papel, intensa como la blancura. La muerte zumbaba en sus oídos. Nuevos pasos del búfalo la devolvieron a sí misma, y con un nuevo y largo suspiro, ella regresó a la superficie. No sabía dónde había estado. Estaba de pie, muy débil, emergiendo de aquella cosa blanca y remota en donde estuviera.
Y miró nuevamente al búfalo".

(2005) Obras Maestras del Relato Breve, P. 459, Barcelona, España, Editorial Océano.

-El 12 de diciembre conmemoramos el 90º cumpleaños de ANDRÉS RIVERA (Marcos Ribak, Buenos Aires, Argentina).

Cierta vez un periodista le preguntó a Rivera qué esperanza guardaba, el escritor respondió "me mantiene vivo saber que siempre quedará algún muro contra el cual ir a romperme la crisma". Ante tal declaración, ¿se puede agregar algo más? Sí, se puede. Andrés Rivera obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1992 por su magnífica novela La revolución es un sueño eterno.
Ese manco Paz, la novela de la cual tomo el fragmento que comparto, es otra extraordinaria lectura que recomiendo.

ESE MANCO PAZ (fragmento)
"Ella, Manuelita, sustituyó a doña Encarnación, la madre que supo elegirle al hombre joven, rubio, alto y hermoso, para los escasos pero imprescindibles cuidados que requería el hombre joven, rubio, alto y hermoso, el hombre que dio paz al país, y facilitó los negocios de sus buenos amigos.
Ella, la joven mujer, de pie en el silencioso despacho de su padre, conocía a los buenos amigos de su padre, y conocía a sus familias que descendían de las remotas jornadas de la Conquista. Y esas familias, que la joven mujer, y gorda, conocía, edificaron el puerto y la ciudad de Buenos Aires. Y pusieron su marca en la pampa, tierra fértil como ninguna, y allí, en el suelo rico como ningún otro en la tierra, se alzó el mugido de carnes mansas y generosas, y los buenos amigos de su padre dijeron que el mugido de la riqueza no tendría fin.
Ella, la mujer joven y gorda sabe esto: sin los buenos amigos de su padre, y sin su padre, el país no existe". 

CLARICE LISPECTOR     ANDRÉS RIVERA      AUGUSTO MONTERROSO 1     horacio-quiroga

     C.Lispector                      Andrés Rivera                  A. Monterroso           Horacio Quiroga

-El 21 de diciembre conmemoramos el 97º cumpleaños de AUGUSTO MONTERROSO (Tegucigalpa, República de Honduras).

Si, como afirma León Gieco, "todos (los cantantes) mencionamos a Pugliese", entonces yo me tomo la libertad de afirmar que todos los minificcionistas mencionamos a Monterroso. Por mi parte, confieso que cuando tomé contacto por vez primera con su obra La oveja negra, percibí, maravillada, que entraba la luz del sol y un aire fresco perfumado a eucaliptos a través de una ventana que yo nunca hasta ese momento había advertido.
La obra de la cual tomo las palabras que comparto es su novela fragmentaria Lo demás es silencio. Donde el escritor nos cuenta la biografía ficticia del Doctor Eduardo Torres.

Envío a Elena Poniatowska
DIOS
Si Dios no existiera habría que inventarlo. Muy bien, ¿y si existiera?
El Heraldo, "Agnósticos de aldea"

IMAGINACIÓN (2)
Lograr con la imaginación la apariencia de realidad y con la realidad la apariencia de imaginación.
El Heraldo, "Sobre Carlos Rincón"

INTELIGENCIA (1)
Como casi todas las cosas, la inteligencia se democratiza en tal forma que ha dejado de ser privilegio de las clases pobres.
El Heraldo, "La hora de todos"

JUSTICIA
Cuando la justicia y la razón estén de tu lado procura que pasen al lado de tu enemigo que entonces sí podrá perseguirte con razón y justicia, y seguramente perderá.
El Heraldo, "Catalina Sierra y la Historia"

LA CALUMNIA
No hay peor calumnia que la verdad, lo que no deja, como un vientecillo que crece, de ser calumnioso para la verdad.
El Heraldo, Homenaje a Rossini

MONTERROSO A. (1996) Cuentos, fábulas y Lo demás es silencio. Prólogo Domingo Ródenas de Moya, Posición 3882, 3966, 3967, 3973, 3974, 398, 3986, Barcelona, edición digital RBA Libros. 

-El 31 de diciembre conmemoramos el 140º cumpleaños de HORACIO QUIROGA (Salto, Uruguay).
La crueldad del destino que le cupo sufrir a Horacio Quiroga fue tan oscuro como luminosa su pervivencia de escritor. El niño lo encuentra y disfruta en Cuentos de la selva, mientras que el adulto que haya leído Cuentos de amor, locura y muerte no podrá menos que quererlo al estilo borgeano. "No nos une el amor sino el espanto / Será por eso que l(o) quiero tanto".
Hay párrafos extraordinarios que podría haber compartido en sus cuentos más conocidos, "A la deriva", "La gallina degollada" (para mí el mejor cuento de terror realista jamás escrito), "El hombre muerto", o "El almohadón de plumas", por citar algunos. Elegí un párrafo de "La cámara oscura" porque así, extrapolado, puede leerse como un microrrelato.

LA CÁMARA OSCURA
"... y el error de Else consistió precisamente en ver, en vez de su hija, una monstruosa rata.
Lo primero que vio fue un grande, muy grande ciempiés que daba vueltas por las paredes. Else quedó sentado con los ojos fijos en aquello, y el ciempiés se desvaneció. Pero al bajar el hombre la vista, lo vio ascender arqueado por entre sus rodillas, con el vientre y la patas hormigueantes vueltas a él subiendo, subiendo interminablemente. El médico tendió las manos delante, y sus dedos apretaron el vacío.
Sonrió pesadamente: ilusión... nada más que ilusión...
Pero la fauna del delirium tremens es mucho más lógica que la sonrisa de un hombre sabio, (...)
Vio, arrancó y desenredó tranquilo más víboras de las que pueden pisarse en sueños. Alcanzó a oír una dulce voz que decía.
—Papá, estoy un poco descompuesta".

QUIROGA H. (2001), A la deriva y otros cuentos Prólogo Jorge Lafforgue, Impreso en Barcelona, Editorial Losada, Serie Clásicos dirigida por Ricardo Piglia y Osvaldo Tchekaski.

 

Patricia R. Nasello Giassone (1959, Argentina). Publicó los libros de microrrelatos Una mujer vuelta al revés (2017, Macedonia), Nosotros somos eternos (2016, Macedonia) y El manuscrito (2001, edición de autor).Maestrante en la Universidad de Salamanca: Maestría en Escritura Creativa. Participó en antologías, periódicos y revistas culturales (soporte papel) en Argentina, México, España, Perú, Rumania, Venezuela y Bolivia. Trabajos suyos han sido traducidos al francés, italiano, rumano e inglés. Coordina Talleres de Creación Literaria. Desde el año 2014 administra Piedra y nido, antología digital de minificción (más de doscientos escritores publicados de veintitrés países). Miembro, junto a Sergio Astorga (México/ Portugal), de Brevilla revista digital de minificción. Dirige, Lilian Elphick (Chile). Contadora Pública por la Universidad Nacional de Córdoba. Bitácora personal: https://patricianaselloescritora.blogspot.com/