Patricia Nasello

EFEMÉRIDES DE ENERO

 

-El 2 de enero conmemoramos el 92º cumpleaños de RAÚL GUSTAVO AGUIRRE (Buenos Aires, Argentina).
Amamos algunas poesías porque nos maravillan o estremecen; porque nos impulsan a revelarnos, a vivir, a confiar; porque nos envuelven en la tortuosa pero también dulce niebla de la melancolía o en ese sueño lúcido, que con tanto empeño deseamos brillante, del futuro. Pero qué pasa cuando una poesía, una sola, es todo eso a la vez. Lo que viene en camino y el pasado y dejarse llevar y poner toda nuestra energía en este instante y decir basta y enfrentar y disfrutar el terror que aún agobia y permitir que aquella realidad que nos excede se concentre, sin embargo, en un solo punto, en un único poro, el más sensible. Una sola poesía, esta:

EL TRIUNFO DE LAS LETRAS

Estás cansado y no ves bien
algunos te esperaban y no llegaste a tiempo
algunos te esperaban
abrirían sin miedo la puerta
abrirían sin miedo su corazón
y tú también pero eres torpe
pierdes las señas que te dieron
pierdes el regalo en el viaje
y terminas llorando
en un bar.

Adiós
la intensidad te excede
la altura te da miedo
el sol te aplasta si te encuentra
tal vez tienes razones para huir
para estar aterrado.

Te pegaron mucho
de grande.

                       (Buenos Aires, 1954)

 

-El 5 de enero conmemoramos el 87º cumpleaños de UMBERTO ECO (Alessandria, Italia).
Umberto Eco goza de ese escaso privilegio que consiste en ser aclamado tanto por los críticos como por los mercaderes o gurús del mercado de consumo. ¿Será necesario recordar que incluso la taquilla cinematográfica lo cuenta entre sus "Bests Selleres"? "El nombre de la rosa" cuenta una historia tan sólidamente construida que logra trasvasarse al guion con espléndido destreza. Dada, entonces, la popularidad de dicha novela, preferí compartir unas palabras que encuentro tan irónicas y como, en ocasiones tristemente acertadas, de "Número cero".

"Los perdedores, como los autodidactas, tienen siempre conocimientos más vastos que los ganadores. Si quieres ganar tienes que saber una cosa sola y no perder tiempo en sabértelas todas; el placer de la erudición está reservado a los perdedores. Cuanto más sabe uno, es que peor le han ido las cosas".

ECO U. (2017) "Número cero". Novela que forma parte de la "Colección de Umberto Eco" lanzada por el periódico La Nación a través de la Editorial Sudamericana. 

-El 6 de enero conmemoramos el 136º cumpleaños de KHALIL GIBRAN (Bisharri, Líbano).
Pertenezco a la generación que atravesó su adolescencia leyendo, en las vidrieras de las papelerías, posters con frases de Khalil Gibrán. Esas frases, a veces horrorosamente simplificadas, pertenecían a su deslumbrante, emblemático e inclasificable libro "El profeta", mismo que adquirí a la edad de catorce años en una edición humilde que en el trascurso de esta última década perdió su portada. Mucho tiempo después de aquella adquisición sumé "El loco" a mi biblioteca, sin embargo es a las páginas de "El profeta" a las que siempre regreso. Páginas que son tanto el templo oscuro y sabio, como el aire fresco, oloroso a luz, que lo circunda.

"En el invierno dicen los sitiados por la nieve: Vendrá con la primavera brincando sobre las colinas.
Y en el calor del verano los segadores dicen: La hemos visto danzando con las hojas del otoño y vimos una polvareda de nieve en su cabellera.
Todas estas cosas habéis dicho de la Belleza.
Sin embargo, en verdad, no hablasteis de ella sino de necesidades insatisfechas.
Y la Belleza no es una necesidad sino un éxtasis.
(...)
La Belleza es la eternidad contemplándose amorosamente en un espejo.
Pero vosotros sois la eternidad y vosotros sois el espejo".

GIBRAN K. (1975) "El profeta". Pp. 87, 88. Buenos Aires, Editorial y Librería Goncourt. 

 raúl gustavo aguirre  Umberto Eco  Khalil Gibran  Lewis Carroll  Anton Chejov

-El 27 de enero conmemoramos el 187º cumpleaños de LEWIS CARROLL (Charles Lutwidge Dodgson, Cheshire, Reino Unido).

Confieso que conocí a "su" Alicia a través de la factoría Disney. Es más, debí llegar a adulta para decidirme a leer "Alicia en el país de las maravillas" y "Alicia a través del espejo". Es extraño que me haya demorado tanto para llegar a sus obras ya que la literatura fantástica (en cualquiera de sus manifestaciones) es mi favorita. Tal tardanza sea quizá la responsable de que no me apasione este, con toda justicia, laureado escritor. Lo admiro (¿cómo no admirarlo?), pero no lo amo.

"—No es una carta, después de todo: son unos versos.
—¿Tienen la letra del prisionero? —inquirió uno del tribunal.
—No —contestó el Conejo Blanco—. Y eso es lo más curioso. (Los del jurado parecían confundidos.)
—Ha de haber imitado la letra de otro —infirió el Rey. (A los del jurado se les iluminó la cara.)
—Con permiso de Su Majestad —habló la Sota. Yo no lo escribí y no pueden probar que lo haya hecho porque no están firmados.
—Si no los firmaste —dijo el Rey— eso sólo empeora la situación. Debes haber escrito algo malo, o lo hubieras firmado con tu nombre, como cualquier hombre honrado.
Al oírlo se produjo una ovación: era lo único sensato de todo cuanto el Rey había dicho ese día".

CARROLL L. (2005), "Alicia en el país de las maravillas", P. 129, Buenos Aires, Argentina, Editorial La Página. 

-El 29 de enero conmemoramos el 159º cumpleaños de ANTÓN CHÉJOV (Taganrog, Federación Rusa).
Hace pocos días recibí, a través de la aplicación de mensajería WhatsApp, una imagen del maestro ruso y la siguiente leyenda: "Compartí este Chéjov de la suerte para que tus textos sean breves y buenos". Así es: una estampita de Chéjov, santo patrono del relato corto. Tengo para mí que el "método indirecto" que fundó en su dramaturgia es la piedra angular de la minificción. Dice, parece decir, San Chéjov: relatemos detalles de la historia que no deseamos rescatar para que lo perdurable asome con luz propia.
A continuación, comparto unas líneas de su cuento "Princesa" (1893), donde se narra el exabrupto que un médico recién jubilado tiene con una joven princesa, antigua empleadora suya, exabrupto tal vez provocado por su reciente viudez y por el cual, pasados unos momentos, se disculpa. La historia que brilla tras esta es el deleznable abuso de la aristocracia para con su servidumbre (el resto del pueblo), un abuso tan arraigado y profundo que la antigua nobleza rusa ni siquiera tenía conciencia del mismo.

"En su hacienda de Mijaltzevo viven de limosna los tres antiguos cocineros que, víctimas del calor de su fogón, perdieron la vista en sus cocinas... Cuanto había de sano, bello y fuerte..., lacayos, cocheros, etc, en sus decenas de millares de hectáreas, fue acaparado por usted y sus parásitos. Todos estos seres que se mueven sobre dos piernas, al ser educados en el servilismo, se embrutecieron, se hartaron, perdieron, en una palabra, la estampa humana... En cuanto a los médicos jóvenes, a los profesores, y a todos los trabajadores intelectuales, en general... ¡Dios mío!... Arrancándolos del trabajo honrado se les obliga por un pedazo de pan a intervenir en toda clase de comedias, de marionetas capaces de avergonzar a cualquier hombre cabal!... No hay joven que se ocupe más de dos años en ese trabajo sin volverse hipócrita, adulador, acusica... ¿Es esto acaso justo?".

VARIOS AUTORES (2007) "Cuentos de mujeres solas", Pp. 138, 139. Madrid, España, Editorial Punto de Lectura. 

Patricia R. Nasello Giassone (1959, Argentina). Publicó los libros de microrrelatos Una mujer vuelta al revés (2017, Macedonia), Nosotros somos eternos (2016, Macedonia) y El manuscrito (2001, edición de autor).Maestrante en la Universidad de Salamanca: Maestría en Escritura Creativa. Participó en antologías, periódicos y revistas culturales (soporte papel) en Argentina, México, España, Perú, Rumania, Venezuela y Bolivia. Trabajos suyos han sido traducidos al francés, italiano, rumano e inglés. Coordina Talleres de Creación Literaria. Desde el año 2014 administra Piedra y nido, antología digital de minificción (más de doscientos escritores publicados de veintitrés países). Miembro, junto a Sergio Astorga (México/ Portugal), de Brevilla revista digital de minificción. Dirige, Lilian Elphick (Chile). Contadora Pública por la Universidad Nacional de Córdoba. Bitácora personal: https://patricianaselloescritora.blogspot.com/