POEMAS DE MIREIA CALAFELL

Traducción Carlos Vitale

  FOTO MIREIA CALAFELL 4

Nació en Barcelona en 1980.

Ha publicado: Poètiques del cos, Costures y Tantes mudes.

 

ATLAS

Si fuera solo el peso del cielo y de la tierra
lo que carga la vecina del tercero,
quizá los domingos incluso la oiríamos
cantar mientras prepara el sofrito
como cantas tú antes de echar el arroz
y contar cuántos seréis si el mayor no viene con los hijos.
Pero es mucho más lo que carga la vecina,
lo sabes porque has reconocido en el ascensor
el grado de curvatura de los hombros,
el cansancio, la soledad, el peso
de aquello que hoy en ti persiste como huella
y que en su nuca son dinosaurios,
miles de dinosaurios moribundos
que nunca morirán, nunca se extinguirán
porque siempre hay alguien que los alimenta.
Has asentido sin dudar cuando te ha dicho
¿qué privilegio, no, eso de creer en meteoritos?

 

ATLAS

Si fos només el pes del cel i de la terra
el que carrega la veïna del tercer,
potser els diumenges fins i tot la sentiríem
cantar mentre prepara el sofregit
com cantes tu abans de tirar l'arròs
i comptar quants sereu si el gran no ve amb els fills.
Però és molt més el que carrega la veïna,
ho saps perquè has reconegut a l'ascensor
el grau de curvatura a les espatlles,
el cansament, la soledat, el pes
d'allò que avui en tu persisteix com a petjada
i que en el seu clatell són dinosaures,
milers de dinosaures moribunds
que no moriran mai, mai no s'extingiran
perquè sempre hi ha algú que els alimenta.
Has assentit sense dubtar-ho quan t'ha dit
¿quin privilegi, oi, això de creure en meteorits?

 

EUROPA

Sé que nos observan
los peces dentro del agua.
Hay uno que llora.

 

EUROPA

Sé que ens observen
els peixos dins de l'aigua.
N'hi ha un que plora.

 

BARCELONA

Recuerdo aquel dolor cruel en las retinas
la tarde en que de pronto pudimos ver más claro.
Fue una coincidencia del todo inexplicable:
primero se oyó un cheese de medio millón de voces
y a continuación en ráfaga los flases de las cámaras.
Qué daño hacía la luz, aquella luz tan blanca
que no dejaba sombras, que todo lo iluminaba:
cómo gritaba la gente delante de la descarga.
Después, clarividencias: supimos la verdad
de esta ciudad nuestra que está hecha para los otros,
descubrimos clavos a los pies de los edificios,
pilas de cartón y madera, potes de pintura abiertos
y otros materiales de un decorado moderno, cosmopolita.
Recuerdo tu temor y el tono de la pregunta:
¿si todo es una farsa, tú y yo somos figurantes?
Te miré como ahora sin saber qué decirte,
y caminamos en silencio, de la mano,
como los enamorados de una postal.

 

BARCELONA

Recordo aquell dolor cruel a les retines
el vespre en què de sobte vam veure-hi molt més clar.
Va ser una coincidència del tot inexplicable:
primer se sentí un cheese de mig milió de veus
i tot seguit en ràfega els flaixos de les càmeres.
Quin mal feia la llum, aquella llum tan blanca
que no deixava ombres, que tot ho il•luminava:
com cridava la gent davant de la descàrrega.
Després, clarividències: vam saber la veritat
d'aquesta ciutat nostra que és feta per als altres,
vam descobrir-hi claus als peus dels edificis,
pilons de cartró i fusta, pots de pintura oberts
i d'altres materials d'un decorat modern, cosmopolita.
Recordo el teu ensurt i el to de la pregunta:
¿si tot és una farsa, tu i jo som figurants?
Et vaig mirar com ara sense saber què dir-te,
i vam marxar en silenci, de la mà
com els enamorats que hi ha en una postal.

 

Carlos VitaleCarlos Vitale (Buenos Aires, 1953) es Licenciado en Filología hispánica y Filología italiana. Ha publicado Unidad de lugar (Candaya, Barcelona, 2004), Descortesía del suicida (Candaya, Barcelona, 2008), Cuaderno de l'Escala / Quadern de l'Escala (fotografías de Jaume Salvat, ilustraciones de Marc Vicens y prólogo de Carles Duarte, Vitel•la, Bellcaire d'Empordà, 2013), Fuera de casa (La Garúa, Barcelona, 2014) y El poeta más crítico y otros poetas italianos (Emboscall Editorial, colección El taller de poesía, Barcelona, 2014). Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio de Traducción "Ultimo Novecento", 1986), Eugenio Montale (Premio de Traducción "Ángel Crespo", 2006), Giuseppe Ungaretti, Gerardo Vacana, Sergio Corazzini (Premio de Traducción del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Amerigo Iannacone, Umberto Saba (Premio de Traducción "Val di Comino", 2004), Giuseppe Napolitano, Sandro Penna, Mario Luzi, Antonella Anedda, Joan Vinyoli, Antoni Clapés, Joan Brossa, Josep-Ramon Bach, etc. Ha participado en festivales, lecturas y encuentros de poesía en Argentina, España, Venezuela, Armenia, Italia, Suiza, Rumania, Estonia, Grecia, Bulgaria y Francia. Reside en Barcelona desde 1981. Está presente en Facebook.