FOTO TOÑO 

 

 

    STANLEY KUBRICK

De filósofos, poetas y locos...

Antonio Cruz*

 

Durante mi infancia, como todos los chicos del pueblo, domingo a domingo ─y los "días populares" de entre semana─, asistía regularmente al único cine que había en nuestro lugar de pertenencia: el mítico (para nosotros) Cine Metropol era, junto con "El paseo", uno de los pocos lugares que albergaban nuestras posibilidades de expansión y ocio, descontando ─por supuesto─, la lectura que era un hábito tan generalizado que no era considerada como diversión o pasatiempo, sino una cuestión cotidiana y habitual.
Recuerdo de aquellos tiempos el haber disfrutado de numerosas películas ─que mi obcecada memoria me trae cada tanto como para que recuerde que siempre, dentro de mis posibilidades, fui un niño feliz─, muchas de las cuales fueron especiales y se quedaron conmigo para siempre, como "Más corazón que odio", uno de los clásicos de John Wayne, "Ben Hur", "La mosca de cabeza blanca", "El puente sobre el Río Kwai", "A la hora señalada" ─con Gary Cooper─, "Dinosaurio" ─precoz antecedente de Jurassic park─, "Los pájaros" ─esa perla del terror de Alfred Hitchcock y muchas otras que no mencionaré por cuestiones de extensión. Curiosamente, si algunas de ellas fueron un "golpe al plexo" ─usando la jerga boxística de la época─, ninguna como "Espartaco" y "El puente sobre el Río Kwai". Más adelante, un impacto fulminante fue "El graduado" que llevara a la fama a Dustin Hoffman.

Curiosamente, de esa época no se mantenía el recuerdo de ningún director, cosa que comenzó a ocurrir desde que viera "La pandilla salvaje" (1969) y "los perros de paja" (1971) del genial director, experto en violencia Sam Peckinpah. A raíz de ello comencé a tratar de recordar el nombre de directores, guionistas, en fin... esas cosas que tratamos de memorizar los cinéfilos. Curiosamente, hace poco, un amigo subió un interesante video sobre la filmación de Espartaco y sin haberlo imaginado me di conque el director del famoso filme fue Stanley Kubrick. Inmediatamente recordé otros filmes que me habían dejado un recuerdo imborrable y que sí recordaba que habían sido dirigidos por él como "2001 - Odisea del espacio", La naranja mecánica" y "Full Metal Jacket". Comencé a buscar datos sobre su carrera y me di con varias sorpresas. Películas que recordaba perfectamente ─"La Patrulla Infernal", "El resplandor" y "Barry Lyndon", por ejemplo─, también eran producto de su dirección. Fue en ese momento donde tomé la decisión de informarme de la mejor manera posible para escribir esta nota.
De hecho, al carecer de sólidos conocimientos acerca del cine al que apenas soy un aficionado ─aunque fanático y aplicado, podemos decir─, este artículo no es absolutamente de mi autoría. En realidad, lo que hice ─y sospecho que los lectores lo entenderán─, fue leer de manera casi obsesiva diferentes artículos y críticas que ya han sido publicados en otros sitios Web y en base a ello tratar de armar mi propia opinión pero debo reconocer que muchos de los conceptos que he de verter en las próximas líneas, pertenecen a otros autores que ya han publicado eso en la red. Trato con esto de dejar en buen resguardo la autoría de las notas y artículos originales aunque lamentablemente, en casi todos los casos que pude investigar no están firmados por ningún autor en particular. De hecho, al final de este texto, podrán ver ─y acceder si lo consideran necesario─ los sitios Web que visité.

Nadie que ame el cine puede dudar que Kubrik es un director diferente. Nacido en 1928 abordó el cine en la década de los cincuenta. Había comenzado como reportero y fotógrafo en la revista Look lo que, en alguna medida, le abrió las puertas para entrar al mundo de la pantalla grande pues había adquirido una sólida formación estética detrás el objetivo de la cámara de fotos. Considerado uno de los "niños caprichosos" del cine, se caracterizó porque era obsesivo ─podía exigir a sus actores que repitan innumerables veces una escena determinada─, un buscador de la perfección a la hora de filmar y sobre todo un tipo empeñado en describir una época (su época) por lo que Kubrick dejó una huella difícil de superar.

Había comenzado su carrera como reportero de la revista Look, llegando a ser un prestigioso fotógrafo. Ya en 1950, con valiosos conocimientos técnicos y una enorme capacidad para la creación, se volvió cineasta. En el cine demostró de manera indudable su condición para dirigir de manera sólida ya que controlaba todos los pasos de la producción. Para ello le sirvieron so solamente sus fundamentos técnicos sino también una personalidad fuerte y seductora que terminaba por seducir a los artistas que trabajaban bajo su dirección. Con una actitud casi obsesiva, fiscalizaba tos y cada uno de los pasos técnicos que incluyen desde el guión hasta la revisión final y edición del material filmado que devendrá en filme. 

ESPARTACO   La naranja mecánica   Odisea del espacio   Full Metal Jacket

Otra de las peculiaridades que caracterizaron la carrera de Kubrick, es que de una u otra forma ─resulta difícil establecer de manera exacta si era un efecto buscado o si su carácter fuerte y su forma de ser obsesiva provocaron esto en los demás─, fue un director polémico que tuvo que atravesar circunstancias que no siempre fueron favorables para que él pudiera desarrollar su arte. Por ejemplo, Espartaco, estuvo teñido por la por la polémica; aún muchos años después, más allá del éxito monumental de la película, Kubrick seguía criticando algunas cuestiones surgidas durante la filmación (por ejemplo el guión) sin tomar en cuenta que llegó como suplente por la decisión de Kirk Douglas ─a la sazón, actor principal pero también productor─ quien, enfadado por las múltiples diferencias con Anthony Mann, decidió despedirlo y contratar a Kubrick, un director que al principio ─y probablemente nunca─ no fue bien recibido por actores de las talla de Lawrence Olivier, Peter Ustinov y Tony Curtis entre otros. La película "Senderos de Gloria" (hace algunos años volví a verla casi cuarenta años después de que la viera por primera vez) fue prohibida en Francia, "Lolita", basada en la novela de Vladimir Nabokov provocó un enorme rechazo en la sociedad media estadounidense y numerosas voces se alzaron para criticarlo duramente lo que lo llevó a tomar la decisión de radicarse definitivamente en el Reino Unido, donde desarrolló el resto de su carrera. Otro se sus filmes controvertidos fue "Teléfono rojo, volamos hacia Moscú" (1964). A decir verdad, según se comenta, Kubrick se había planteado realizar una película seria sobre la guerra fría pero cuando descubre las cuestiones más absurdas de una situación que tuvo en vilo al mundo entero, se inclina por filmar una película de humor negro. Esta sátira feroz y despiadada sobre la política de defensa estadounidense, con la crisis de los misiles de Cuba de fondo, le valió durísimas críticas». Tampoco dejó de provocar reacciones adversas la película "La naranja mecánica" que estuvo prohibido en el Reino Unido hasta el año 2000.
Probablemente, esta característica de ser un director crítico por excelencia ─lo que de hecho lo hacía "incómodo" para el cine norteamericano, haya sido el principal motivo para que sus brillantes condiciones para dirigir filmes no alcanzaron para que sea reconocido con un Óscar.
Ninguna nota sobre el cine de Kubrick estaría completa si no se hace referencia a dos particularidades de su filmografía. La primera es que tuvo una enorme capacidad para la creación de un antihéroe como protagonista principal y la segunda es que, como fue un lector consuetudinario y aplicado, muchas de sus películas se basaron en obras literarias. Para Muestra "Lolita", basada en la novela de Nabokov como dijéramos más arriba. También "2001. Una odisea en el espacio" que se filmó a partir de un cuento de Arthur Clarke "El centinela", "La naranja mecánica" que no es otra cosa que una adaptación de la novela del británico Anthony Burgess y El resplandor (1980), basado en un relato de Stephen King. "Si puede ser escrito, o pensado, puede ser filmado" sostenía.

  Barrty Lyndon           El resplandor            Lolita           Ojos bien cerrados

Como buen cineasta, además de ser muy empeñoso, se esforzaba por innovar y demostró un enorme conocimiento de todos los géneros. Amigo de provocar sorpresas, Kubrick en Barry Lyndon, filmada en 1975 ─por supuesto, fue una adaptación de la novela "La suerte de Barry Lyndon" de William Makepeace Thackeray, publicada en 1844─ utilizó para la ambientación de una escena solamente la luz emitida por velas. En este punto, deseo hacer una observación propia. Era un recurso llamativo pero no tan novedoso porque ya en Argentina, el genial Leonardo Favio, había filmado la escena de un baile en un club de barrio utilizando solamente la luz que emitían faroles de querosén.
Fue admirado no solamente por millones de fanáticos de todo el mundo sino también por la crítica especializada y por muchos directores posteriores, quienes incluso llegaron a tomarlo como ejemplo y a utilizar recursos que él ya había usado como es el caso de Quentin Tarantino que copió el tratamiento del tiempo cinematográfico para su "Perros de la calle" o Scorsese quien, en su película "Silencio" (2016), recurre a los largos silencios como ya lo hiciera Kubrick en su odisea espacial.
Sus últimos años, casi un ostracismo voluntario, se vieron interrumpidos con la filmación de "ojos bien cerrados" aunque, poco tiempo de terminar con el montaje de este filme falleció dejando un vacío difícil de llenar. 

*Antonio Cruz. Director de tardes Amarillas

_______________________________________________

Sitios Web visitados para elaborar esta nota

Begoña Piña. El cine de Stanley Kubrick en la inmensidad del espacio en https://www.publico.es/culturas/cine-stanley-kubrick-inmensidad-espacio.html

STANLEY KUBRICK. El cine como perfección en 

http://www.lahuelladigital.com/epocas/numero12/culturajoven7.htm

Entendiendo a Kubrick en http://culto.latercera.com/2018/07/25/entendiendo-a-kubrick/

La filosofía de Stanley Kubrick en https://www.elviejotopo.com/topoexpress/la-filosofia-de-stanley-kubrick/

Stanley Kubrick. Replanteando géneros en
http://www.ite.educacion.es/formacion/materiales/24/cd/m5_1/stanley_kubrick.html