Wilfredo Carrizales

 

 

     FENG MENG-LONG Y OTROS
EL BOSQUE DE LA RISA

Introducción, traducción del chino clásico y notas:Wilfredo Carrizales*
Ilustraciones: Liu Er-gang

Introducción

En el mundo, lo más agradable al oído acaso sea la risa. El sonido de la risa es el nervio que mueve a la salud, la pulsión de las células de la alegría, la resonancia del vigor de la fuerza vital. Las numerosas facetas de la vida transcurren entre innumerables risas que llenan de exultación y alborozo los ámbitos humanos en cualquier punto de la rosa de los vientos.
Los chisten existen en China desde la más remota antigüedad. En "Biografías de la comicidad" de Memorias históricas(1) se recogen los testimonios de algunos personajes que empleaban palabras que inducían a la risa. Antes de la dinastía Ming (1368-1644) no hubo muchos libros que reunieran los chistes. La razón es muy sencilla: los chistes eran iguales a las expresiones vulgares, a las canciones y a las melodías populares y carecían de refinamiento. Al divulgarse un chiste en la sociedad, la gente lo tomaba y transmitía con toda libertad, pero pocos eran incluidos en materiales impresos.

Al llegar la dinastía Ming, el destino de los chistes sufrió un cambio. Los chistes de transmisión oral lograron atención por parte de los literatos. Los refinados hombres de letras, además de establecer casas de weiqi(2) y qin(3) tabernas, casas de té y sociedades de poetas, crearon también casas de la risa. Eran éstas unos locales especiales para intercambiar y recoger chistes. Los chistes fueron valorados, tácitamente, y divulgados oralmente con amplitud. Aunque ubicados en el nivel de la literatura popular, estaban elaborados con gran esmero. Se les situó en la misma posición que los libros escritos por literatos. De esta manera, aparecieron numerosas colecciones de chistes de todo tipo, entre las cuales la más famosa es Repertorio de la risa, de Feng Meng-long (1574-1645).
Durante los años del gobierno del emperador Qian Long (1736-1795) de la dinastía Qing (1644-1911) apareció un autor que se ocultaba bajo el seudónimo de "El dueño de la diversión". Compuso un libro titulado Amplio registro del bosque de la risa. Al final de la dinastía Qing, un escritor llamado Ping Jiang-cheng coleccionó chistes extraídos del pueblo y formó un libro al cual tituló también Amplio registro de la risa. El contenido de estos dos libros tiene escasa diferencia y cada uno está dotado de larga vida. Las dos obras se difundieron con extensión considerable y con el tiempo llegaron a ser las antologías representativas del género.
Los chistes pueden rebosar de perspicacia e inteligencia y son capaces de disipar la tristeza, eliminar la preocupación, romper la depresión y también poseen la virtud de estimular, aclarar el entendimiento, despejar el cerebro y tonificar el hígado. Los chistes, mientras más breves y punzantes, mejores son.
La risa es lo más hermoso y excitante, amén de contagioso, que alberga el ser humano. Entonces, tú, yo, él, nosotros todos, vamos a reír con mucha fuerza y con muchas ganas hasta que se nos salten las lágrimas y nos caigamos de culo.
¡La risa es vitalidad, dinamismo, energía liberadora! ¡Viva la risa!

 

Acerca de Feng Meng-long

 FEN MENG 1

                                                       Estatua de Feng Menglong en Shouning

Feng Meng-long (1574-1645) fue un brillante escritor vernáculo quien vivió en las postrimerías de la dinastía Ming. Era oriundo de la provincia de Jiangsu, en el sureste del país. Compiló y editó obras de historia, gacetas, poesía y prosa, incluidas novelas, y canciones y relatos populares. Fue también un defensor de la "escuela filosófica excéntrica" (fundada por Li Zhi (1527-1602), "epicureísta" y libertina, avocada a defender la franqueza y a criticar la ficción estoica unidimensional que hacía caso omiso de los sentimientos humanos y la experiencia.
Siguiendo la corriente de esa escuela filosófica, Feng Meng-long se preocupó profundamente de los sentimientos y de la conducta humanos y tuvo en alta estima a las mujeres, por cuyo progreso abogó. Su sentido de la trágica fugacidad de la felicidad humana y de la cortedad de la vida es notable. Su poesía es rica y condensa imaginería y ritmo y su prosa está caracterizada por una robusta ironía, desarrollo de los caracteres e introspección sicológica.

 

Feng Meng-long
(Repertorio de la risa)

La pata del taburete (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MEN 2

En el campo hacen taburetes y utilizan mucho las horquetas de los árboles como patas. Accidentalmente se rompió una pata y el amo le ordenó a un sirviente que fuera al bosque en busca de una horqueta. El sirviente salió portando un hacha. Llegada la noche regresó sin nada. El amo le preguntó la razón. El sirviente respondió: "Horquetas había, pero todas crecían hacia arriba; ninguna hacia abajo".

 

Enviar documentos oficiales (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 3

Había la urgencia de enviar con apremio documentos oficiales. El funcionario temía que el envío se retrasase. Le asignó un caballo a un mensajero y le ordenó partir. El hombre partió siguiendo al caballo. Alguien le preguntó: "Esto es un asunto urgente, ¿por qué no montas en el caballo?". El hombre respondió: "Si seis patas andan, ¿acaso no son más rápidas que cuatro?".

 

Firme temperamento (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 4

Un padre y su hijo tenían firme temperamento y no consentían ceder ante nadie. Un día, el padre invitó a huéspedes a beber en su casa. Envió a su hijo para que entrara en la ciudad por carne. El hijo adquirió la carne y se dispuso a regresar. A punto de salir por la puerta de la ciudad, se topó directamente con un hombre que venía. Ninguno quería ceder el paso al otro. Se mantuvieron inamovibles por largo tiempo. El padre vino en busca del hijo y lo vio. Le dijo al hijo: "Usted, por el momento, tome la carne y regrese a acompañar a los huéspedes en la comida. Le reemplazaré aquí en la confrontación con éste".

 

En busca de las barras del palanquín (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 5

Una joven se casaba por vez primera. Estaba llorando de pena, cuando escuchó que los porteadores no conseguían las varas. Aún llorando, ella dijo: "Madre mía, las varas del palanquín están en el rincón de la puerta".

 

Caída del piso del palanquín (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 6

A una recién casada, en el camino, se le cayó de repente el piso del palanquín. Los porteadores del palanquín intercambiaron opiniones sobre el problema. Le dijeron a la nueva esposa que no podía marchar a pie y que si deseaba cambiar el palanquín, debían retornar a una larga distancia. Al escuchar esto, la mujer dijo: "Yo tengo una idea". Todos los porteadores se alegraron y le preguntaron qué idea tenía. Ella respondió: "Ustedes van afuera cargando el palanquín; yo voy adentro caminando por mí misma".*

*Para comprender mejor este chiste y el anterior hay que saber que las mujeres que se iban a casar eran conducidas en palanquín desde su casa hasta la casa del novio, donde éste la aguardaba en la entrada.

 

Mirar al revés (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 7

Un rico anciano le exigió el pago de la deuda a un hombre y sostuvo al revés el contrato, mientras se lo mostraba. El hombre se rió del anciano. Enojado, dijo el anciano: "Yo especialmente lo sostuve para que tú lo vieras, ¡acaso era para verlo yo mismo!".

 

Aturdimiento (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 8

Tres hombres dormían juntos. Un hombre sintió mucha picazón en las piernas, pero estaba aturdido de sueño. Al cabo, con toda energía rascó las piernas del segundo hombre. La picazón no disminuyó. Rascó de nuevo con más fuerza hasta que le sacó sangre al segundo hombre. Éste movió su mano hasta el lugar húmedo y asumió que el tercer hombre le había orinado involuntariamente, entonces le urgió a que se levantara. El tercer hombre se levantó a orinar. Pared por medio había una taberna; el sonido del goteo de la extracción del aguardiente no paraba. El tercer hombre creyó que no había terminado de orinar. Permaneció parado allí hasta que amaneció.

 

Ronda nocturna (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 9

Un oficial militar de bajo rango andaba de ronda nocturna. Encontró a un transgresor de las ordenanzas nocturnas. Éste dijo que era un estudiante que había asistido a clase y que regresaba retrasado a su casa. El oficial militar le dijo: "Así que tú dices que eres estudiante. Por ahora voy a someterte a un examen". El estudiante le invitó a formular las preguntas. El oficial militar pensó y no encontró preguntas. Dijo en alta voz: "¡Afortunado tú! Por suerte esta noche no tengo preguntas".

 

Escoger un nombre (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 10

Una mujer estaba a punto de dar a luz. Era muy doloroso para ella hacer un juramento a su esposo: "Después no te permitiré que penetres mi cuerpo. Es preferible que no tengamos un hijo, a de nuevo tener que pasar por aquel trabajo". El marido dijo: "Meticulosamente condescenderé a acatar la orden". La mujer parió a una niña y los esposos discutieron acerca de la asignación de un nombre. La esposa dijo: "Le llamaremos 'Atraer al Hermano Menor' ".

 

Casamiento por la fuerza (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 11

Un hombre pobre deseaba casarse con una mujer rica. La familia del hombre temía que se rompiese el compromiso matrimonial. Escogieron un día y el hombre condujo a un grupo para llevarse por la fuerza a la mujer. Por error cargaron a la espalda a la hermana menor de la mujer y escaparon. La mujer casadera les siguió y gritó: "¡Arrebataron a una por equivocación!". La hermana menor de la mujer, desde la espalda de quien la cargaba, dijo: "¡No la escuchen a ella! ¡No hay equivocación, no hay equivocación! ¡Corran de prisa!".

 

Afición por montar a caballo (Ilustración de Liu Er-gang)

 

FENG MENG 12

Había un hombre aficionado a montar a caballo. Alguien le engañó al cambiarle un caballo que no trotaba rápido por cincuenta monedas de oro. El hombre no pudo soportar el ardid. Entonces, alquiló una barca para transportar el caballo, mientras él iba montado sobre su lomo. Después de viajar varios li*, se quejó por el retraso y le dijo al barquero: "Yo compraré aguardiente para invitarte si te mueves más rápido. Yo deseo salir a probar la brida".

*Un li equivale a medio kilómetro, aproximadamente.

 

Custodiar las estacas de álamo (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 13

Hubo un hombre que plantó estacas de álamo y le ordenó a un niño que las custodiara. Diez días después no se había perdido ni una estaca. Alegre, el dueño le dijo al niño: "Con diligencia lo hiciste bien, pero ¿qué procedimiento usaste para que no pudieran perderse?". El niño respondió: "Cada noche las arrancaba y las guardaba en mi casa".

 

Vino ácido (Ilustración de Liu Er-gang)

FENG MENG 14

Un hombre fue a una taberna y se quejó de que el vino estaba ácido. El tabernero se enojó y colgó al hombre de una viga. Un cliente vino y preguntó el motivo. El tabernero dijo: "El vino de esta pequeña taberna es muy bueno. Este hombre dijo que estaba ácido. ¿No tenía que colgarlo?". El cliente dijo: "Permítame una taza para yo probarlo". Después de probarlo, frunció el ceño y le dijo al dueño de la taberna: "Puede bajar a este hombre y colgarme a mí".

 

Notas

(1) Obra escrita por Sima Qian (145-86 a.C.), considerado el padre de la historiografía china.
(2) Juego chino tradicional, de mesa, en el que se procura el cerco del contrincante. Consiste de un tablero cuadriculado con diecinueve líneas horizontales y diecinueve verticales, en cuyas trescientas sesenta y una intersecciones se van colocando fichas blancas y negras.
(3) Instrumento antiguo de cinco o siete cuerdas. Se toca colocado horizontalmente sobre una superficie plana.

 

 

*WILFREDO CARRIZALES Nació en Cagua, estado Aragua, Venezuela el 11 de noviembre de 1951. Poeta, narrador, sinólogo, traductor, fotógrafo, artista visual, monologuista, editor y conferencista. Realizó estudios de lengua china moderna y antigua e historia de la cultura de China en la Universidad de Peking (1975-1982). Fungió como Agregado Cultural de la embajada de Venezuela en China desde septiembre de 2001 hasta diciembre de 2008. Ha participado en recitales internacionales de poesía en China, Venezuela y Chile. Ha dictado conferencias y talleres sobre la cultura china en diversas instituciones de Venezuela. Ha expuesto su trabajo fotográfico en Beijing, China, y en Venezuela. Además amplia muestra de su trabajo fotográfico puede encontrarse en Facebook, Blipoint, Letralia, Cinosargo, entre otros sitios de la red.Su trabajo como artista visual (dibujos, collages, decalcomanías) puede mirarse en diversas páginas de Internet. Ha publicado diez poemarios y un libro de relatos. Su libro de poemas en prosa La casa que me habita recibió en su versión digital (año 2006), el Premio Nacional del Libro, en la mención "Libros con nuevos soportes".
Ha traducido y publicado diez traducciones del idioma chino. La última de las cuales Lo que no dijo el maestro fue editada en 2015. Sus textos aparecen en veinticinco antologías editadas en España, China y Venezuela.

 

*Estos textos se reproducen con autorización expresa del autor y fueron publicados en Letralia (Tierra de Letras) en su sección Transletralia y pueden leerse en su fuente original en los siguientes sitios Web:

https://letralia.com/transletralia2014/bosque/index.htm

https://letralia.com/transletralia2014/bosque/feng.htm

https://letralia.com/transletralia2014/bosque/feng.htm