Jaime 6

Grandezas y miserias de la red

Jaime Muñoz Vargas

 

He recibido en casa, sin mover un dedo, el número 18 de la revista UIC (Foro Multidisciplinario de la Universidad Intercontinental). Creo que me la envió su director, el escritor duranguense José Ángel Leyva, también excelente editor. La prueba de su solvencia editorial es esta revista bellamente impresa, bien organizada, de acabado harto profesional. Aunque hace honor al propósito expresado en su cintillo en el sentido de aspirar a la difusión de saberes misceláneos, atiende en este ejemplar, casi monográficamente, el tema de la cibercultura ("El cerebro digital", "Del documental tras bambalinas al baño público digital", "Las redes sociales como plataforma de protesta", "La realidad antropológica del ciberespacio", "Los espacios simbólicos en la comunicación a través de internet"...). A vistazo rápido noto que suma abordajes muy interesantes; entre otros, me atrajo "Internet: ventajas y desventajas", firmado por Francisco Güemes Priego, estudiante de la maestría en guionismo en la Universidad Intercontinental.

Me gustó sobre todo por la tabla en la que expone, de una manera gráfica y eficaz, las ventajas y desventajas de la red. Como soy de los que nunca dejarán de celebrar con arrodillado asombro la existencia de internet y al mismo tiempo temblar ante los peligros que también acarrea, el texto de Güemes Priego me cayó de lujo. Comparto aquí sus observaciones.
Ventajas:
Se ha constituido como un medio de comunicación imprescindible para la sociedad actual; permite la comunicación desde cualquier parte del mundo.
El chat y las redes sociales son los vehículos de comunicación preferidos por los jóvenes. Por medio de ellos se conocen amigos y se afianzan relaciones de amistad y de noviazgo.
Mediante las redes sociales, es posible formar grupos de personas con intereses afines y utilizarse para fomentar el debate y la libre circulación de las ideas.
Funciona como un extenso y útil acervo de información sobre casi cualquier tema.
La web se convierte en una memoria gigantesca del saber humano que podría estar al servicio de la educación y la cultura.
Su rapidez hace mucho más fácil el acceso a datos que antes sólo podían consultarse en bibliotecas o textos especializados.
El correo electrónico es un recurso de comunicación que evita el desperdicio de papel. Por Internet circulan de manera masiva periódicos, suplementos, revistas electrónicas y libros.
La web democratiza el mensaje, la comunicación. Los usuarios deciden cuándo, cómo y qué leer, escuchar y ver.
Internet se ha vuelto un magnífico escaparate para obras de recreación personal o colectiva.

red

Por medio de foros y blogs, internet permite a cualquier persona expresar sus sentimientos, percepciones e ideas sobre la realidad que lo circula o algún tema en particular.
La web permite a la gente comunicar sus ideas de manera ágil y rápida; facilita la protesta y la unión de personas con semejantes intereses políticos, económicos y sociales.
Internet favorece la libertad de expresión. El anonimato brinda la posibilidad de que los mensajes emitidos lleguen a un gran número de personas, trascendiendo naciones y culturas.
Desventajas:
Su uso crea adicción en algunas personas; no pueden vivir sin estar conectados a la red un solo día.
Varios estudios señalan que el uso excesivo de internet está asociado con la disminución en la comunicación entre los miembros de la familia, la reducción del círculo social del adicto y un aumento de sensaciones de depresión y soledad.
Internet puede convertirse en una forma más de acoso y linchamiento en el ámbito escolar y profesional, para desvalorizar y humillar a las víctimas.
Es utilizado por los estudiantes para realizar sus tareas sin leer, analizar y valorar la información obtenida. "Copiar y pegar" es un proceso que no persigue ningún conocimiento, sino la trampa y el plagio.
No todas las personas tienen acceso a internet. Hay grandes sectores rezagados, en ese aspecto y en la educación básica.
El correo electrónico ha fomentado el envío masivo de cadenas y de correo basura que carecen de utilidad. Los virus informáticos se propagan, en buena medida, a través del llamado e-mail.
Internet es utilizado como una forma de "matar" el tiempo. Funciona como un distractor igual o más poderoso que la televisión y la radio.
En la web —principalmente en foros y chats— no se respetan las reglas gramaticales ni de redacción; se trivializa el lenguaje y la escritura.
Nuestra intimidad queda expuesta. La información personal puede ser usada y manipulada por potenciales delincuentes, por el Estado y las grandes corporaciones.
Internet es utilizado por las potencias hegemónicas para desestabilizar regímenes que no le son afines. Usan la web para propagar su ideología y fomentar la rebelión contra gobiernos aliados.
Con el sistema Echelon, Estados Unidos y Gran Bretaña, controlan la información en internet, interceptan comunicaciones "peligrosas" y mantienen bajo vigilancia a las personas y colectivos que las emiten.
Hasta aquí los pros y contras del internet destacados por Güemes Priego en la revista UIC. Pueden agregarse más, sin duda. Quizá más de los segundos que de los primeros. Lo cierto es que, usado con la cabeza y no con las patas, el (o la) internet es un monstruo, tal vez el más grande invento de la humanidad, de ahí también lo riesgoso de su poder.

 

Jaime 5Jaime Muñoz Vargas es escritor, maestro, periodista y editor. Entre otros, ha publicado El principio del terror (novela, 1998), Juegos de amor y malquerencia (novela, 2003), Pálpito de la sierra tarahumara (poesía, 1997), Filius (poesía, 1997) El augurio de la lumbre (cuentos, 1989), Tientos y mediciones (periodismo, 2004), Guillermo González Camarena (biografía, 2005), Las manos del tahúr (cuentos, 2006), Polvo somos (cuentos, 2006), Ojos en la sombra (cuento, 2007); Monterrosaurio (microtextos, 2008), Nómadas contra gángsters (periodismo, 2008), Leyenda Morgan (cuentos, 2009), Parábola del moribundo (novela, 2009) y Para escapar de Malisani - Treinta relatos futbolísticos (Macedonia, 2009). Algunos de sus microrrelatos aparecen en la antología La otra mirada (2005) publicada en Palencia, España. Ha sido distinguido con el Premio Nacional de Narrativa Joven (1989), con el de novela Jorge Ibargüengoitia (2001), con el de cuento de San Luis Potosí (2005), con el de cuento Gerardo Cornejo (2005) y de novela Rafael Ramírez Heredia (2009); fue finalista en el Nacional de novela Joaquín Mortiz 1998. Textos suyos han aparecido en publicaciones de México, Argentina y España.