ANTOLOGÍA DE POESÍA SANTIAGUEÑA – Miguel Ángel Lorenzo

 

                           Tapa libro Lorenzo 1            IMÁGENES de Mujer y de Tiempo

Miguel Ángel Lorenzo (Córdoba S/F/Santiago del Estero 2005) fue poeta, narrador, artesano y periodista. Recorrió numerosos países de América Latina y vivió durante 4 años en el vecino país de Chile. Posteriormente se trasladó a la República Argentina y se radicó definitivamente en la ciudad de Fernández, de la provincia de Santiago del Estero dónde vivió alrededor de veinte años hasta su trágico fallecimiento. A pesar de su compromiso con la cultura se desconocen muchos datos de su biografía. Para quienes lo conocieron y disfrutaron de su amistad, Miguel fue un hombre que vivió sencillamente pero que, durante largo tiempo fue un referente indiscutido de la poesía del interior santiagueño. En sus últimos años también se desempeñó como editor y dirigió la Editorial EDINOAR.

Publicó entre otros libros Versos para una causa, Nostalgias y recuerdos, Imágenes de mujer y de tiempo (poesía) El extremo del hombre (ensayo sociopolítico) y Dinero Sucio (Novela). Desde Tardes Amarillas queremos rescatarlo del olvido con algunos poemas de su autoría. .

 

EXILIO

Exilio,
es el dolor de sentir
que se está lejos y solo;
sangrando las manos
de tanto acariciar quimeras.

 

Estar prisionero
sobre tanta tierra;
mirar el cielo,
y ver que no es
el mismo de nuestro barrio.

 

Esperar en vano
aquel tren expreso,
y sabemos que nunca llegará,
y nos convencemos entonces
que estamos tan lejos
de la patria perdida.
Y tenemos miedo ya
de no ver nunca más
el vuelo de las golondrinas,
los rosados atardeceres,
o el rostro de aquella mujer
que tanto amamos.

 

No ver nuestro árbol favorito
o la luz determinada,
del sol, y la tierra lejana.
No volver a caminar,
por esas calles y esas plazas.

 

Exilio:
Es la herida imaginada
de los amantes separados.
el dolor del tiempo
y la distancia;
entre la partida...
y el regreso...

 

 

ESPERA

No dejes que
la tarde se diluya
en lágrimas
esperando inútilmente
la nostalgia
sin regreso.

 

 

EXÉGESIS

Quiero encontrar, tras la mirada,
aunque los recuerdos ya lejanos,
de algún mundo imaginario,
nacidos de cristales y de sueños.

 

Encontrar, los sueños dorados,
los árboles del paraíso perdido,
el mundo mágico de los niños,
que los hombres destrozaron

 

dejando detrás de pequeñas alegrías,
huellas hondas, de grandes dolores.
Quizás, los dioses se olvidaron,
de pintar los pájaros de colores.

 

También, los dioses se olvidaron,
del perfume de las flores,
del hambre de los niños pobres,
y de darles a los duendes un corazón.

 

Nadie sabe ya, si un niño muere,
y cuando una madre llora su muerte,
bajo la luz de un árbol rutilante,
una estrella, apaga su luz un instante.

 

Miro el cielo, y veo gélida la luna,
y al mirarla siento, la piel mojada,
no sé, si es el rocío, o la bruma,
o es Dios, que por mí llora.

 

 

IMÁGENES PERDIDAS

Un camino
de soles ausentes;
sobre las piedras gastadas,
algunas flores marchitas
deshojadas sobre el alma.

 

Silencios de viejos retratos;
son los sueños que mueren,
y quedan anclados
en marginados continentes.

 

Vigilia de horas sin luces,
duendes que atrapan
y devoran
la imagen buscada.

 

Y vuelve la noche torturante
y el miedo visceral
de no encontrarlas

 

Duelen...
y aún así las busco,
Imágenes lejanas,
perdidas
tras algún camino.
Retorno de madrugadas
sobre las piedras gastadas.

 

Imágenes perdidas
quiero encontrarlas...

 

 

ECOS SOBRE LA NOCHE

Sobre ecos
del silencio herido,
solo rumor de campanas
rotas.

 

Blancas palomas
elevadas sobre su vuelo,
alejándose del pájaro,
del pájaro caído.

 

En la noche
hubo dos tiros,
solo dos tiros en la noche

 

para quitarle la vida
a la vida
después de cuarenta y cinco
años de vivirla.

 

Volvió el silencio
en jirones de un grito,
las sombras sobre
un pájaro muerto.

 

Regresaron las palomas,
regresaron de su vuelo
y solo queda el recuerdo
de un cuerpo
sobre un piso de ladrillos.

 

Nota de la Redacción: A pesar de investigar durante varios meses no pudimos encontrar más datos sobre su biografía. Los poemas fueron tomados de sus libros Nostalgias y recuerdos e Imágenes de Mujer y de Tiempo, que pertenecen a la biblioteca de nuestro Director.