Patricia Nasello

 

 

 

    EFÉMERIDES DE AGOSTO

Patricia Nasello

 

El 1 de agosto celebramos el 200º cumpleaños de HERMAN MELVILLE (Nueva York, Estados Unidos).
Herman Melville tenía catorce años cuando su padre, en bancarrota, decidió suicidarse. Desertor de un buque ballenero, fue esclavizado por una tribu caníbal en las Islas Marquesas. "Moby Dick", su obra cumbre y hoy también cumbre de la literatura universal, pasó desapercibida. Luego del suicidio de su hijo mayor, terminó sus días en un oscuro puesto administrativo.
Escribieron otro nombre en su lápida: Henry en lugar de Herman.
Sí, la vida de Herman Melville duele.
Quizás, ante tal desolador panorama, suponiendo que alguien le preguntara si le agradaría volver a la vida, es imposible no recelar, no imaginar que el escritor respondería, al modo de su famoso personaje Bartebly, "Preferiría no hacerlo".

"Cada vez que la cara se me endurece de un modo bastante caprichoso y extraño, cada vez que en mi alma se posa una estación húmeda y lluviosa, cada vez que tomo conciencia de que he estado detenido frente a las empresas de pompas fúnebres con mirada perdida, o que he llegado a sumarme al cortejo del entierro de un desconocido, cada vez que me siento preso de la hipocondría o que debo recordar los preceptos morales más estrictos para no salir a la calle a volterarle los sombreros a la gente, entonces es cuando entiendo que ha llegado la hora de echarme a la mar. Estos viajes reemplazan, en mi caso, a la pistola y su bala".

MELVILLE H. (2005) "Moby Dick" P. 5. Editorial La Página. Avellaneda, Provincia de Buenos Aires 

   Herman-melville  H Melville Moby Dick 3

 

El 10 de agosto celebramos el 107º cumpleaños de JORGE AMADO (Salvador de Bahía, Brasil).
Al igual que su personaje Pedro Archanjo Ojoubá, Jorge amado no es uno, es muchos: Graduado de la Facultad Nacional de Derecho de Río de Janeiro, Doctor Honoris Causa en diversas facultades de Brasil, militante político, diputado, escritor, miembro de la Academia Brasileña de Letras y Obá de Xangô en la religión Candomblé.
Este escritor es de aquéllos que proyectan la idea de haber sorteado las dificultades de la vida sin permitir, jamás, que lo amargaran. Más aún, sus lectores acostumbramos recordarlo con una sonrisa puesto que intuimos en él a ese gozante acerca de quien, aludiendo a sí mismo, escribiera sus versos Manuel Castilla. Así es como sabemos a Jorge Amado: una semilla eterna de luz para esta bella, a pesar de lo mal oscurecida, América Latina.

"Pedro Archanjo Ojoubá llega danzando; no es uno solo, es múltiple, numeroso: viejo, cuarentón, mozo, muchachito, andariego, danzador, decidor, bueno para el trago, rebelde, sedicioso, huelguista, alborotador, tocador de guitarra y guitarrillo, enamorado, amante tierno, padrillo, escritor, sabio, y un hechicero".

AMADO J. (1999) "Tienda de los milagros" P. 322. Ediciones Altaya, Buenos Aires. 

               jorge Amado                JORGE AMADO 2

 

El 20 de agosto celebramos el 129º cumpleaños de HOWARD PHILLIPS LOVECRAFT (Providence, Estados Unidos).
Heredero de una familia aristocrática reducida a la pobreza, Lovecraft supo alzarse como príncipe de su propio universo. Un universo de terror cósmico que, a despecho de su carácter ficcional, supo perforar y dejar huella en la realidad. Como ejemplo de lo dicho podemos citar a aquellos fanáticos que a lo largo de todo el mundo rinden culto a los dioses que él creo en sus llamados "mitos de Ctulthu", o a su ficticia Universidad Miskatonic en la que muchos se ufanan de haber estudiado; o al Necronomicóm, grimorio de su invención, jamás escrito, al que tantos aún hoy temen.
Abundan los estudiosos que dedicaron sus desvelos a analizae la obra lovecraftiana, de igual interés resultará conocer las conclusiones de los otros estudiosos, aquellos que indagan en nuestro comportamiento para descifrar qué motiva la seducción con la que esta escritura horrorífica nos domina.

LOS OTROS DIOSES (cuento - fragmento)
"Barzai sabía tantas cosas sobre los dioses que podía contar sus idas y venidas; y adivinaba tantos secretos que se tenía a si mismo por un semidiós. Fue él quien aconsejó prudentemente a los diputados de Ulthar cuando aprobaron la famosa ley que prohibía matar gatos, y quien dijo al joven sacerdote Atal adónde se habían ido los gatos negros, en la medianoche de la víspera de san Juan. Barzai estaba profundamente versado en la ciencia de los dioses de la tierra, y le habían entrado deseos de ver sus rostros. Creía que su hondo y secreto conocimiento de los dioses lo protegería de la ira de éstos, y decidió escalar la cima del elevado y rocoso Hatheg-Kla una noche en que sabía que los dioses estarían allí".

http://ciudadseva.com/texto/los-otros-dioses/ 

                   Howard Phillips Lovecraft                  Howard Phillips Lovecraft 2

 

El 21 de agosto celebramos el 157º cumpleaños de EMILIO SALGARI (Verona, Italia).
Promediaba la escuela primaria cuando leí mi primera novela. "Los misterios de la jungla negra" era su título y Emilio Salgari su autor. El libro había pertenecido a la biblioteca de mi papá, de modo que cuando lo tomé en mis manos la edición ya era vieja. Sus páginas, amarillas, prometían obsequiarme un tesoro largamente oculto. La prosa del escritor se encargó de cumplir tal promesa con creces.
Había alcanzado la adultez cuando supe acerca de su trágico final. Emilio Salgari murió por mano propia, atormentado de pobreza; mientras, los hombres que hacían al sistema que lo contenía, léase editores, enriquecían a su costa. Lloré por su trabajo, realizado en condiciones de esclavitud. Lloré por su desesperación que sufrí como propia.

"De día, reina soberano un profundo y fúnebre silencio, que infunde terror a los más audaces; de noche, en cambio, un horrible conjunto de aullidos, rugidos y silbidos, que hiela la sangre.
Digan a un bengalí que ponga un pie en los Sunderbounds y se negará... propongan al molongo (el mísero habitante de los Sunderbounds) que penetre en aquella jungla y, lo mismo que el bengalí, rechazará la oferta. Y ambos tienen razón: internarse en aquella jungla es enfrentar la muerte".

SALGARI E. (1955) "Los misterios de la jungla negra" P. 10 Ediciones Peuser, Buenos Aires. 

            Emilio Salgari                   Emilio Salgari Los misterios de la jungla negra   

 

El 22 de agosto celebramos el 99º cumpleaños de RAY BRADBURY (Los Ángeles, Estados Unidos).
Busco en el estante donde deberían estar los libros de Ray Bradury, no los encuentro. Reviso toda la biblioteca y nada: "Mi" Bradbury ha desaparecido. Esto significa que mis amigos lectores no fueron tan tontos como para devolverlos. El primero que readquiriré será "Crónicas marcianas", libro que me introdujo y enamoró para siempre de su obra. Un extraordinario volumen de fantasía, como a él le agradaba describir su escritura, ya que, aclaraba, su único libro de ciencia ficción es "Fahrenheit 451" (dicho esto sin olvidar que el escritor también cultivó el realismo).
Quizás a causa de la belleza del ambiente poético en el que a menudo daba vida a sus personajes, por oscura, o melancólica, o pesimista que resulte su trama, en la prosa de Bradbury siempre se halla un punto de luz. Tengo para mí que es esa luz la que provoca esta sonrisa con la que todos sus lectores evocamos su nombre.

DRAGÓN (cuento – fragmento)
"-... Todo sucede aquí. Alguien apaga el Sol; es de noche. Y entonces, y entonces, ¡oh, Dios, escucha! Dicen que este dragón tiene ojos de fuego y un aliento de gas blanquecino; se le ve arder a través de los páramos oscuros. Corre echando rayos y azufre, quemando el pasto. Las ovejas aterradas, enloquecen y mueren. Las mujeres dan a luz criaturas monstruosas. La furia del dragón es tan inmensa que los muros de las torres se conmueven y vuelven al polvo. Las víctimas, a la salida del Sol, aparecen dispersas aquí y allá, sobre los cerros. ¿Cuántos caballeros, pregunto yo, habrán perseguido a este monstruo y habrán fracasado, como fracasaremos también nosotros? CIUDAD SEVA: https://ciudadseva.com/texto/dragon/ 

               Ray Bradbury                 R Bradbury

 
El 24 de agosto celebramos el 120º cumpleaños de JORGE LUIS BORGES (Buenos Aires, Argentina).
Entre otras cosas, de Jorge Luis Borges aprendimos que es necesario estar ciego para descubrir la salida del laberinto, para dar con el aleph, el zahir, o el libro de arena; aprendimos que es necesario estar ciego para ver. O para ver lo que en verdad importa puesto que, si perseveramos lo suficiente, la realidad puede ser un ladrillo cuya contundencia apenas nos roce. Como bien sabía el escritor, una vez apartado el barro cotidiano sólo queda el tiempo. Para los sabios como él, la infinita sucesión de días y noches no es más que materia para un juego. Materia sensible a la hora de descubrir las múltiples cosmogonías que el barro del quehacer diario nos oculta.
Sus lectores festejamos el Premio Cervantes que, nunca con más justicia, le fuera otorgado en 1979.

BORGES Y YO (fragmento)
"Yo he de quedar en Borges, no en mí (si es que alguien soy), pero me reconozco menos en sus libros que en muchos otros o que en el laborioso rasgueo de una guitarra. Hace años yo traté de librarme de él y pasé de las mitologías del arrabal a los juegos con el tiempo y con lo infinito, pero esos juegos son de Borges ahora y tendré que idear otras cosas. Así mi vida es una fuga y todo lo pierdo y todo es del olvido, o del otro.
No sé cuál de los dos escribe esta página.".

BORGES J. L. (2001) "Antología personal" P. 168 Editorial Sol 90, Barcelona 

          Jorge Luis Borges              JORGE LUIS BORGES 2     

 

El 26 de agosto celebramos el 105º cumpleaños de JULIO CORTÁZAR (Ixelles, Bélgica).
Confieso que nací en la médula de esa raza bárbara que subraya, abre corchetes, llaves, y deja cruces en los libros. Confesión necesaria para que se sepa que nunca pude marcar un libro de cuentos de Julio Cortázar. Habría sido una tarea inútil marcar todos como favoritos. Tampoco dejé seña alguna en su obra de teatro. Habida cuenta de que cada línea de diálogo de "Los reyes" magnifica su valor engarzada a la anterior y a la siguiente; ¿cuál destacaría? La única obra literaria cortazariana en la que me resultó posible dejar constancia de mi paso lector, fue Rayuela. Su magnífica Rayuela.
Razones de índole política justifican, para oprobio de ellas mismas, el hecho de que entre los premios de peso internacional sólo le fuera otorgado (¡posmórtem!) el de la Fundación Konex. Con la misma suerte corrió Borges y el nunca otorgado Premio Nobel. Las afinidades políticas de Cortázar eran de signo contrario a las de Borges, como es de público conocimiento. ¿Sorprendente? No. Y es de lamentar que no nos sorprenda.

"No podré renunciar jamás al sentimiento que ahí, pegado a mi cara, entrelazado en mis dedos, hay como una deslumbrante explosión hacia la luz, irrupción de mí hacia lo otro o de lo otro en mí, algo infinitamente cristalino que podría cuajar y resolverse en luz total sin tiempo ni espacio. Como una puerta de ópalo y diamante desde la cual se empieza a ser eso que verdaderamente se es y que no se quiere y no se sabe y no se puede ser".

CORTÁZAR J. (2004) "Rayuela", P. 500, Alfaguara, Buenos Aires 

                Julio Cortázar                  CORTAZAR LIBRO

 

El 30 de agosto celebramos el 222º cumpleaños de MARY SHELLEY (Londres, Inglaterra).
A Mary Shelley, escritora prolífica y filósofa, se la recuerda por ser la autora de Frankenstein. Pocos saben acerca del resto de su obra como narradora. O como dramaturga, o biógrafa. Quizá porque a pocos les interesa. No resulta ocioso preguntarse, entonces, qué sucede con nosotros, por cuál motivo elegimos recordar el horror, sólo el horror. Tal vez ocurra que la mayoría de los lectores nos sentimos identificados con la obra. De ser así, importa saber cuál de sus personajes protagónicos nos refleja. Acaso seamos el científico, ese dios desbordado, desobedecido y odiado por su criatura. Acaso nuestra fascinación por este horror se deba a que tememos ser la criatura. Tememos que, en el fondo de nuestros ojos, respire un monstruo. Con el hígado helado de resentimiento. Con las fauces abiertas por la avaricia de una sociedad que no se respeta a sí misma ni se tiene piedad.

"Cuando los sentimientos se excitan por la rápida sucesión de hechos dolorosos, nada es más agobiante para el alma humana que la calma de la inactividad y la certeza de lo irremediable, que terminan, ciertamente, con el miedo, pero también con la esperanza".

SHELLEY M. (2008) "Frankenstein o el moderno Prometeo" P. 131, Alfaguara, Buenos Aires.

              Mary Shelley            MSHELLEY FRANKESTEIN 

 

 

Patricia R. Nasello Giassone (1959, Argentina). Publicó los libros de microrrelatos Una mujer vuelta al revés (2017, Macedonia), Nosotros somos eternos (2016, Macedonia) y El manuscrito (2001, edición de autor).Maestrante en la Universidad de Salamanca: Maestría en Escritura Creativa. Participó en antologías, periódicos y revistas culturales (soporte papel) en Argentina, México, España, Perú, Rumania, Venezuela y Bolivia. Trabajos suyos han sido traducidos al francés, italiano, rumano e inglés. Coordina Talleres de Creación Literaria. Desde el año 2014 administra Piedra y nido, antología digital de minificción (más de doscientos escritores publicados de veintitrés países). Miembro, junto a Sergio Astorga (México/ Portugal), de Brevilla revista digital de minificción. Dirige, Lilian Elphick (Chile). Contadora Pública por la Universidad Nacional de Córdoba. 

Bitácora personal: https://patricianaselloescritora.blogspot.com/