Laura Elisa Vizcaíno

                           

 El aforismo: imagen fotográfica y literaria

Por Laura Elisa Vizcaíno*

 

ARMANDO GONZÁLEZ TORRES. Salvar al Buitre. México: Cuadrivio, 2015, 68 p.

 

 «El fotógrafo que no hace nada por aliviar el hambre del niño famélico, moribundo, al que ronda un buitre, incurre en la codicia estética y en la negligencia criminal, pues en busca de una imagen sublime, olvida el sufrimiento del prójimo». Con esta frase, Armando González Torres da inicio a su libro Salvar al buitrepara remitir a la emblemática fotografía que ganó el Pullitzer en 1994, donde se observa al ave acechando a un niño. El premio que recibió esta foto detonó fuertes críticas contra su autor, el sudafricano Kevin Carter. En especial, fue señalado por no salvar al niño y en vez de ello lograr el mejor encuadre; sin embargo, la imagen fue capturada en un campamento de refugiados, el personaje estaba defecando, no muriendo. El cúmulo de críticas llevó al ganador del premio a cometer suicidio en ese mismo año. 

Leer más...

 

DAVID PÉREZ VEGA 1 

 

 

Novela: Libertad, de Pablo Gonz

(Editorial Fantasía. 338 páginas. Primera edición de 2008, ésta de 2015).*

 

DAVID PÉREZ VEGA


No estoy seguro de haber leído alguna reseña de un libro de Pablo Gonz (Antes: Pablo González Cuesta, Sevilla, 1968) durante los años 90, cuando Pablo tuvo un éxito prematuro entre 1996 y 1998, y formó parte de la llamada generación Kronen. Su tercer libro apareció en la editorial Planeta cuando contaba con treinta años. Me encontré con su nombre, hace unos meses, leyendo el ensayo sobre literatura La mala puta. 

Leer más...

 

 

Tonio 3

           

 

 

 

 

 

         

UNA POÉTICA DE LA SOLEDAD Y LA MUERTE

Acerca de “La lluvia amarilla” de Julio Llamazares.

Antonio Cruz

Hasta el año 2013 (creo que fue por abril, si la memoria no me falla) en que leí una nota en el diario El País, de España nunca había escuchado hablar de Julio Llamazares; en aquella oportunidad, leí los elogiosos conceptos que vertía el autor del artículo acerca de su novela “La lluvia amarilla” lo que despertó en mí el deseo de leer dicho libro. Como en las escasas librerías de Santiago no estaba en catálogo y traerlo a pedido resultaba demasiado oneroso para mis menguadas arcas ya que es un libro que se editó en España (no nos olvidemos que en Argentina los libros importados están gravados) hice una mini encuesta entre mis amigos escritores para ver si alguno lo tenía y me sorprendió saber que casi todos ellos nunca habían leído a Llamazares. No me quedó otra alternativa que olvidarme del asunto, cosa que no resultó fácil pues, esa lluvia amarilla, suena muy parecido a tardes amarillas y ya saben ustedes lo que representa eso para mí. 

Leer más...

 

 Tonio 3

LOS ORIGINALES SUEÑOS DE ÍNDIGO

Por Antonio Cruz

 Que el microrrelato es uno de los géneros de moda, no cabe dudas; que se ha ganado, por derecho propio y sin demasiadas complicaciones, un lugar en las redes sociales, tampoco, pero se me ocurre que lo más importante para el género es cómo ha logrado abrirse paso en las editoriales tradicionales. Ha sido tan profundo el impacto que ha provocado esta microliteratura, que editoriales de renombre han comenzado a publicar libros de textos muy breves e inclusive, este fenómeno de la vida moderna, ha determinado la aparición de pequeñas editoriales independientes y en muchos casos casi artesanales, dedicadas en exclusivo a este tipo de escritura (tal el caso de Macedonia y La Aguja de Buffon, Argentina, Micrópolis en Perú y Editorial Sherezade  de Chile).

A prima facie, basándonos en los conceptos vertidos en el párrafo anterior y la enorme difusión en las redes sociales (sobre todo, Facebook, Twitter y Google+) se ha implantado una idea errada acerca de la cualidad literaria de los microtextos y si bien es cierto, todo el mundo tiene derecho a escribir su historia, cualquier lector de ojo avezado podrá comprobar que entre los miles y miles de microrrelatos que se pueden leer en los mencionados sitios de Internet, muchos, muchísimos más de lo deseado, son de dudosa estirpe literaria. Como diría un amigo «Escribir microrrelatos no es para cualquiera»

Jomar Cristóbal Barsallo (Chiclayo, Perú, 1982) que, según puedo percibir en sus “Sueños de un índigo”,  no se arredra e intenta meterse en esa difícil estructura canónica a través de sus microrrelatos, acomete una peligrosa travesía de la que sale airoso, no sin haber puesto en ello todo su empeño. 

Leer más...