Manolo Pensativo

 

 

    La medicina es mi esposa legal; la literatura, sólo mi amante.:Antón Chéjov

José Manuel Ortiz Soto
Especial para tardes Amarillas

 

 

No importa por cuál médico literato se empiece a hablar, más temprano que tarde la conversación tiene que llegar a Chejov y detenerse ahí un buen rato, pues se trata nada menos que del más grande exponente de este particular gremio, así como del creador del relato moderno. Anton Pávlovich Chejov (1860-1904) nació en Tagonrog, sur de Rusia, donde vivió hasta su adolescencia. Tras la bancarrota del padre, la familia debió partir hacia Moscú, donde Anton los alcanzaría después de concluir el bachillerato.

Leer más...

 

el ombligo de piedra

 

 

     EL OMBLIGO DE PiEDRA
La columna de Rogelio Ramos Signes

Citas de amor y de odio

 

Los hombres, circunstancialmente solteros y que aspiren a despertar pasiones durante un viaje, deberían saber que las mujeres se deciden sólo en el último minuto. Lo mirarán provocadoramente durante la cena en ese restaurante al costado de la ruta; le preguntarán en qué punto del planeta se encuentran; le pedirán prestada una revista para las interminables horas de la noche; le acercarán sus enseres; le convidarán caramelos, galletitas, todo tipo de vituallas para el camino. A último momento, en la última estación en la que desciendan, intercambiarán direcciones y teléfonos. A las mujeres les gusta recibir cartas. Si usted continúa el viaje, fabulará con ellas. Si ellas continúan su viaje y usted es quien se queda, también fabulará con posibles situaciones. Ellas, en cambio, sólo recordarán que usted existe cuando el cartero les acerque su primer mensaje.
Esto no debe desmoralizar al hombre circunstancialmente soltero que realiza un viaje; son diferentes maneras de actuar, y eso es lo bueno ¡lo opuesto de los sexos! Muchos grandes amores comenzaron así y la literatura da cuenta de ello. Pienso ahora en un relato de Horacio Quiroga, en otro de Guy de Maupassant, en alguno de Anton Chéjov, en ciertas páginas de Gustave Flaubert y en muchas de Stendhal.

Leer más...

 
Más artículos...