Get Adobe Flash player

Juan Basterra 

 

 

   BIOY CASARES, EL HOMBRE QUE AMABA A LAS MUJERES

 

Por Juan Mario Basterra*

Especial para Tardes Amarillas

 

Hará una treintena de años escuché o leí una anécdota, probablemente falsa, relacionada a Adolfo Bioy Casares y que resume mejor que ninguna otra él donjuanismo inolvidable y el espíritu de sutileza del autor de "Guirnaldas con amores".
La anécdota en cuestión, una anécdota al uso de Casanova, era la siguiente: Bioy había decidido concluir tres relaciones amorosas paralelas con mujeres de la alta sociedad porteña, amigas entre si. El escritor era un hombre casado –esto era conocido de todos- y las mujeres pertenecían al mismo grupo de relaciones que la mujer de Bioy, la escritora y pintora Silvina Ocampo. Silvina estaba informada perfectamente de la triple aventura de su marido y Bioy se sentía mortificado. El asunto merecía un examen: las tardes compartidas en la vastedad del gran salón con ventana a la plaza San Martín de Tours no eran sencillas y Bioy, que era un hombre compasivo a su manera, sentía vergüenza de esa suerte de promiscuidad elegante y del destino ingrato al que condenaba a sus amigas.

Leer más...

 

El ombligo de piedra

 

 

 

 

 

 

EL OMBLIGO DE PIEDRA

La columna de Rogelio Ramos Signes

Margaritas y perlas para cerdos voraces

 

En general, es muy poco lo que sabemos de latín; las declinaciones de sustantivos y adjetivos nos parecen un exceso, y ni hablar de los verbos. Esto no podía ser de otra manera ya que ni siquiera recordamos el nombre de los tiempos verbales que usamos en castellano. Sin embargo, utilizamos a diario no sólo palabras latinas, sino también frases en latín para sintetizar ideas. Así es que hablamos de gente que trabaja ad honorem, que lo hace de bona fide, sabiendo a priori que, ex profeso, hará de esas privaciones el modus vivendi que post mortem (y per se) la llevará al plus ultra; aunque, prima facie, parezca una locura y jamás requiéscat in pace. Es un cocoliche de pegotes (ya lo sé), pero ninguna de esas formas nos es ajena.

Leer más...

 
Más artículos...