2006-04-A   

 

 

UN MICRORRELATO DE MÖBIUS

Guillermo Bustamante Zamudio

 

Los hombres no se saben quedar quietos. Sus letargos, tras calmar el apetito, no tranquilizan el alma, la orienten en otras direcciones... que es justamente lo suyo. Sus cabezadas de cansancio tampoco acallan las palabras que llevan dentro, aunque rediman el músculo para otra jornada. Los hombres no resisten la quietud. Ya Kant había dicho que el primer asunto de la formación era ralentizar el impulso. Lo que no nos dijo era si eso se conseguía finalmente. Creo que no. Por eso, los hombres siempre han dado forma a la materia. Huesos, piedra, madera... no han dejado de ser torturados para testimoniar de esa inquietud.
Y las formas que los hombre han encontrado son tan complejas como las posibilidades de su lenguaje. Por eso tenemos rueda, que no existe en la naturaleza. El mundo sencillamente es, si a uno —planeta, oro, hormiga, agua— sólo lo mueve una desconocida inercia de ser. Pero cuando el universo no tiene la talla de nuestros algoritmos (nosotros, infinitesimales, sabemos las fechas en que empezó y terminará el universo), cuando no ajustamos, cuando las aspiraciones —ahora sí sabidas— aventajan el ser, entonces las paredes en Altamira y Lascaux se llenan de imágenes, nuestra mirada trae dioses del cielo y cañas y fémures empiezan a cantar. 

Leer más...

 

       

  El ombligo de piedra     

 

 

                                 EL OMBLIGO DE PIEDRA

(La columna de Rogelio Ramos Signes)

                                 EL TRIUNFO DE LO KITSCH

   Una anciana, de yeso, habla por teléfono con un anciano, también de yeso. Entre uno y otro cuelga un cable. La escena sucede en una pared de una cocina de una casa cualquiera del mundo. Eso es Kitsch. Una virgencita de Luján, nimbada dentro de una concha marina y puesta como adorno de escritorio, también es Kitsch. Una tarjeta postal rodeada de corazoncitos, y en el centro un marinero de los años '30 diciéndole "nuestro amor será eterno" a una niña que sonríe mirando al vacío, también es Kitsch. También es Kitsch el cuadro del pato muerto en una bandeja junto a varias frutas "de estación", o de estaciones vecinas; la lapicera fuente con una mujer desnuda en el frente, a la que automáticamente va cubriéndola una púdica malla oscura cuando baja la tinta; las arañas de vidrio de cientos y cientos de lágrimas; el pisapapeles de ónix con la imagen en escala liliputiense del Discóbolo de Mirón; la cajita de música, con joyero anexo; la jaula, sin canario; la tetera dorada usada como adorno; el busto de Beethoven, de 15 centímetros de alto y en materiales diversos. 

Leer más...

 

 

UMBRAL3

 

 

 

 

umbral y LAS actuales revistas peruanas literatura fantástica[1]

 

Por CARLOS ENRIQUE SALDIVAR

 

 En el año 2006 el editor y escritor Jorge Luis Obando y este servidor dimos a luz una interesante propuesta denominada “Argonautas”, una revista impresa de fantasía, misterio y ciencia ficción. Nos habíamos inspirado en otras publicaciones de ese entonces, presentes en nuestra universidad (UNFV), como la legendaria “Caleidoscopio”, que cobijó algunos cuentos fantásticos e insólitos, algunos muy buenos, firmados por Luis Cangalaya, Joe Montesinos Illesca y el mismo Jorge Luis Obando. A veces los proyectos surgen de manera súbita, se diseñan en la mente, se programan y se coordinan de manera oral (es recomendable que sea de modo presencial), pero es mediante una intensa reflexión que se llega a un acuerdo y se les da luz verde. Hubo muchos temas a solucionar para la salida de Argonautas, algunos se resolvieron de inmediato, por ejemplo, se necesitaba un conocimiento amplio de la corriente fantástica, el cual implicaba una lectura extensa de revistas, libros y otras publicaciones dedicadas a la vertiente, así como algunos textos dirigidos a la crítica de Literatura Fantástica. Teníamos eso. Otro punto a revisar era quién seleccionaría, corregiría y distribuiría los textos y los espacios dentro del volumen. Resolvimos ese tema pronto.

Leer más...

 

 

 

 

                        

DOSTOYEVSKY Y SU RUPTURA CON BIELINSKY

 (Por Ximena Krasnaya)

 

                                                      Dotoievsky

 

 La fama de Dostoyevsky, a pesar de sus detractores y para dicha de sus admiradores, crece a medida que pasa el tiempo, a diferencia de otros clásicos que parecieran haber muerto. Es posible que se deba en parte a los complejos argumentos de sus novelas, su increíble análisis psicológico (realizado un siglo antes de las teorías de Freud), y a sus personajes torturados por dudas existenciales. Esto no deja de llamar la atención, si observamos las preferencias de los lectores de hoy, cuyos gustos parecieran limitarse a las redes sociales, juegos de internet o cuando mucho a libros como "Harry Potter".  Bien, nos alegra, parece que no todo está perdido; significa que aún existen soñadores que disfrutan de los autores clásicos.

Leer más...

 

  el ombligo de piedra         

EL OMBLIGO DE PIEDRA

La columna de Rogelio Ramos Signes

 

Tres cocineros y un huevo frito

 

   Si hablamos de huevos, poco es lo que hay para decir. Porque, desde el punto de vista de la reproducción ¿qué es un huevo, en definitiva? Un huevo es una yema envuelta en un disco germinativo, varias cubiertas gelatinosas, una membrana vitelina y mucha albúmina (a la que llamamos clara); todo metido adentro de una cáscara.

   Ahora bien, desde el punto de vista de la alimentación, el huevo ha ido presentándose de diferentes maneras. Así como está el huevo duro, o pasado por agua; también está el huevo escalfado, o poché; y los huevos al plato, y los dobles, y los hilados, y los revueltos. Siempre exquisitos y sin mayores sobresaltos. Recién después viene el huevo como uno de los componentes indispensables en recetas de cocina y de repostería internacional. 

Leer más...

 
Más artículos...